viernes, 9 de julio de 2010

Paradoja

Es cierto que hay preguntas que no tienen respuestas. Del mismo modo, hay respuestas para las que aún no se han formulado las preguntas.

4 comentarios:

  1. ¿Qué podemos hacer entonces?
    ¿Tratamos de buscarle respuestas a esas preguntas que todavía no tienen contesta y del mismo modo les buscamos preguntas a esas respuestas que ya conocemos de antemano?
    Ja ja.., menos complicados son los agradecimientos que te debemos por mantenernos atentos a lo que escribes.

    ResponderEliminar
  2. Pues no lo sé... en lo que a mí respecta, guardo esas respuestas bien custodiadas para cuando lleguen las preguntas.

    Y para las preguntas que no tienen respuestas, nada que hacer... aceptarlo y seguir adelante :)

    ResponderEliminar
  3. Lo peor es cuando te cambian las preguntas, después de tener las respuestas.

    ResponderEliminar