miércoles, 2 de enero de 2008

La soledad, un animal de ciudad

Hace unos días vi la película Be with me de Eric Khoo, y no he podido sacármela de la cabeza. Es un filme interesante aunque no para todos los gustos. La esposa de un amigo la categorizó de película extraña y de gente rara. Yo como soy rara, la vi y la disfruté. El filme me tocó por su profunda humanidad, y por la habilidad del director para transmitir un mensaje complejo a través de una historia aparentemente sencilla:
...
Is true love truly there?

Yes, if your warm heart is.

Sadly true love can be broken,
Yet, it does not mean the world is ending.

Be with me my beloved love,
[So] that my smile may not fade

Estas seis líneas enmarcan tres historias de soledad, amor, tragedia, búsqueda, y redención. Tres historias que encierran lo más sublime y lo más trágico de nuestra existencia. ¿Qué es sublime? El amor, la compañía, la complicidad, la amistad; ¿y trágico? La incomunicación.

La película tiene lugar en una gran CIUDAD. Ésta se extiende como un monstruo que acecha a los ciudadanos… No pude evitar que las tomas de la ciudad me asustaran y me hiciera sentirme identificada. Si se preguntan por qué, les diré que es muy sencillo: nunca he podido entender cómo se puede vivir tan sólo entre tanta gente. Las calles están llenas de gente sin vida, con prisa, triste, sola. Nadie tiene tiempo para conversar, $ólo lo productivo es importantes… todo tiene que tener un propósito ¿para qué sirve? ¿qué ganas con eso? Nunca olvido que hace algún tiempo el chico que me sirve un capaccino antes de mis clases me preguntó qué estudiaba, y cuando le dije que letras me dijo que si para eso había que ir ala universidad. Sentí un aguijón enorme que me pinchó por la planta de los pies y me atravesó de norte a sur. Sé que no deja de tener razón mi amigo el capuccinero. Es cierto, no es necesario ir a la uni para leer y escribir. Pero a mí lo que me fastidia, no es eso, sino el siniestro mensaje que se esconde detrás de sus palabras –bueno tanto como suyas no son, se las ha heredado la colectividad capitalizada, obsesionada con la productividad y las ganancias... Pero hasta aquí con mis explicaciones económicas a la conducta humana, porque de economía sé tanto como Bush de relaciones internacionales. ¡Qué le vamos a hacer! Le dejo la economía a amigo Cabrit0, y vuelvo a las humanidades.

Hace algún tiempo vengo preguntándome si hemos perdido los seres humanos la capacidad para comunicarnos. No sé por donde ustedes viven, pero por aquí las conversaciones casuales escasean. Y qué decir de nuestra manía de estar conectados: los reproductores de música, los mensajes de texto, el blog, google talk, MSN, etc. Nos hemos vuelto esclavos de la tecnología -aunque paradójicamente nos mantiene más cerca, y nos abre más puentes de comunicación, nos aleja de los que están físicamente cerca de nosotros. Me di cuenta de esto hace algún tiempo mientras estaba en mi cuarto conectada al Internet y le mandé un mensaje instantáneo a mi antiguo novio que estaba en la sala. En ese instante sentí pavor. En la película Be with me una chica desesperada por comunicarse con su novia, se rehúsa a hablar con su madre que en repetidas ocasiones le toca la puerta de su habitación; la chica se desespera porque no puede localizar a la amante por teléfono, ni por correo electrónico ni por mensajes de texto; y sin embargo cuando la madre trata de entender qué le pasa le tira la puerta y le grita que se vaya. ¿Por qué nos cuesta tanto acercarnos, conversar, decir lo que nos pasa, lo que queremos, lo que odiamos, lo se nos atraganta en la garganta? ¿Por qué cuando un amigo llama, y nos encuentra en medio de un desconsolado ataque de llanto y soledad, no podemos decirle lo que nos pasa? ¿Por qué le decimos te llamo en un instante, nos enjugas las lágrimas, y ponemos nuestra pena en pausa hasta que podamos de nuevo darle riendas sueltas al dolor que llevamos en el alma?
He visto esta escena repetirse mil veces, no en la pantalla sino en la vida real. De hecho, yo he sido esa chica, y aún lo soy a menudo. Sé que no es fácil abrir la puerta... Yo misma la he cerrado mil veces … y ¿por qué? tal vez por miedo a que no nos escuchen, no nos entiendan, y a que nos juzguen... No es fácil encontrar a alguien con quien poder comunicarnos, y poder ser nosotros mismos.

15 comentarios:

  1. Te aseguro que cuando vi el post no me pareció tan interesante como cunado comencé a leerlo, más aun, tan interesante como cuando terminé...

    Tremenda reflexión, tremenda porque esa historia se repite dia tras dia a nuestro al rededor y eso no es nada sino que en muchos casos somos nostros mismos los protagonistas.

    Es dificil comunicarnos y ser nosotros mismos con otras personas, porque esas personas tienen un estandar de lo que debemos ser y nosotros queremos alcanzar ese estandar y cuando entendemos que no lo alcanzariamos renunciamos a expresarnos tal cual somos.

    Es dificil comunicarnos y ser nosotros mismos porque es muy dificil que alguien nos quiera escuchar aunque no tenga nada que decirnos, simplemente porque le interesa escucharnos, personas asi no aparecen todos los dias...

    Es muy dificil comenzar a leer este post y abandornarlo jejeje...Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¿Y has pensado en lo difícil que es para algunas personas ya no comunicarse con otros seres, sino con ellos mismos? estamos tan imbuidos (¿?) en los medios de comunicación, celulares, reproductores de música, juegos portátiles, el mensajero instantáneo todo el día jugando a ser compañía...
    sospiro, aprender a comunicarnos con nosotros para luego comunicarnos con los demás
    saludines y abrazos Sonia

    ResponderEliminar
  3. Wow, que interesante todo esto.

    Es cierto que muchas veces vamos por las calles con cara de "no me jodas" y que a veces ni conocemos al vecino de al lado y que nuestros mejores amigos viven al otro lado de la ciudad.....o del planeta.
    Muchos han renunciado a la vida en familia.

    La productividad nos permite tener cada vez más tiempo libre y cada vez la gente se queja más sobre el poco tiempo que tiene.

    Las ganancias nos permiten una vida tan cómoda que nuestros abuelos jamás soñaron con tener comodidad semejante aun cuando se sacaran la lotería....Sin embargo la gente se queja de que no esta lo suficientemente cómoda.

    Creo que el problema es más social que económico (despues de todo, la bolsa de valores cierra a las 3:00pm :))...Si me mudo al otro lado del mundo y sé que puedo mantener el contacto con todos mis amigos e incluso hasta puede ser que conversemos más que cuando compartíamos la misma ciudad y si esto es así ¿Para qué hacer nuevos amigos en el lugar donde ahora vivo? Creo que esta es la forma de pensar del humano actual.

    Y bueno, de tanto comportarnos así, llega un momento que nos acostumbramos y yo mismo he utilizado el móvil para llamar a mi hermano que esta en la habitación contigua a la que me encuentro.

    Excelente entrada que has escrito y gracias por el link.

    Feliz 2008!

    ResponderEliminar
  4. Me siento identificada, porque llevo ya un tiempo preguntandome lo mismo, sabes son muchas las relaciones que se pierden por esto, las amistades que dejamos ir por esta falta tremenda de comunicacion, algunas veces una persona nos deja de hablar y andamos tan enrollados en nosotros mismos que ni siquiera nos detenemos a preguntar oye que paso, que hice, porque este silencio.

    Gracias porque siempre nos pones a pensar y reflexionar.

    Feliz 2008

    ResponderEliminar
  5. No es fácil, no.

    Alguna vez dejé la puerta abierta y entraron a robar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Sonia,

    Ahora que te conozco un chin más puedo entender un poco entre líneas algunas de las frases que tuvimos la suerte de intercambiar. Por eso tal vez me haya tranzado por Madrid en vez de NYC, pero no doy fe en lo digo, el tiempo es muy corto aún para darme la razón.

    Pienso que entre cerrar y abrir es mejor abrir, por lo menos entra más aire, hace que las cosas fluyan.

    Un gustazo el de anoche.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, por no entendernos hasta naciones pueden caer. Lo que hace la incomunicación y la distancia, y el pensar sobre todo, en que el otro no nos va a entender en absoluto, sino todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  8. Pues por una parte la tecnologia nos ha ayudado a modernizarnos y a estar mas conectados de las personas,algo que en cierta forma nos aleja a la misma vez por la falta de comunicacion.
    Y si, es muy complicado encontrar a una persona con la que puedas conversar,hablar, alguien que te sepa escuchar...la gente anda muy ensimismada en estos tiempos.

    Me gusto este post, asi como Alejandro. Solo que no queria decir lo mismo que el :D.

    Quisiera ver esa pelicula,pues como la describes se ve que tiene un material interesante.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Alejandro, soy una mujer muy perceptiva, y siempre escucho mas claro lo que no me dices que lo que me dices, ¿me entiendes? Te voy a decir lo que oí: alejandro no leer los posts largos, les pasa por encima y ya, jajajajaja. Me da gusto que mi forma de comunicar mi mensaje te haya hecho prisionero; de algun modo esto encierra parte de mi filosofia de la escritura: el escritor/blogger/periodista debe tener la magia para no dejar que un lector se le escape. Hoy me siento realizada con haberte hecho prisionero de mi escrito (Ego boost, jajaja).

    Ahora los otros siempre querran que seamos lo que ellos quieren, sin embargo, no debemos caer en esa trampa porque no podremos sostenerla para siempre, y luego viene el desencanto y todo lo que le sigue. Asi es que debemos ser nosotros mismos aunque por ellos no nos quieran :(.

    El escuchar gente que me quiera escuchar es una de las principales razones por las que tengo un blog. Puedo decir lo que quiera y el que me quiera escuchar me escucha y el que no ni modo. Pero entiendo perfectamente lo que dices.

    Sandy, cuánta razón tienes caray. En mi caso, me la paso leyendo o escribiendo, y eso siempre es un dialogo conmigo misma... No soy muy dada a estar conectada si no es con otras personas: blog, google talk, MSN, o sea que siempre hay alguien al otro lado, el problema es que en la mayoria d elos casos es al otro lado del oceano/mar :(.

    Cabrit0, haberte arrancado un Wow me dio mucho gusto, aunque cuando lo escribí lo hice porque no tenia con quien hablar y necesitaba desahogarme. Agradezco tanto poder tener este espacio. Para un persona como yo: pensativa, conversadora, contemplativa, etc. el estar en silencio es muy dificil, necesito intercambiar ideas con otros -eso me hace mucha falta.

    La mucha de la gente con la que hablo vive al otro lado del mar, si no tuviera la tecnologia pagaria miles de dolares para hablar con ellos -el Internet me ahora mucha plata -no soy economista, pero se manejar bien mi dinero :). Ademas, muchos amigos que he hecho por este medio, no hubiera podido conocerlos nunca, ¿como?. Eso no tiene precio. Tu nunca hubieras podido leer algo que yo hubiera escrito si no fuera por este blog. Definitivamente, la tecnologia nos acerca si estamos lejos. Pero tambien es cierto que a veces me gustaria dar un abrazo, tomar cafe, oncersar, o mirar a alguien a los ojos, y eso no me lo puede dar la tecnologia.

    Llamar a alguien al movil dentro de la casa, lo he hecho mil veces, jajajaja. Asi somos nosotros los modernos, jajajaja.

    Me alegra que te haya gustado mi entrada. Y Feliz año para ti también.

    Mimi, las relaciones se acaban muchas veces por falta de comunicación. Se pierden amistades por estupideces que podrian resolverse. Lo se porque me ha pasado.

    Luis, de acuerdo. El problema es que no se trata de abrir la puerta y ya, sino de abrirle la puerta a la persona precisa. Ese es el detalle decia Cantinflas, jajajajaja. Pero si entra aire fresco, en eso tienes razon.

    El placer fue todo mio, todavia no me repongo de la sorpresa. Gracias.

    Nacho, jajajajaj. No solo hay ladrones ahí afuera, aunque claro solo basta uno para que te robe.


    Jenni, es una buena pelicula, te la recomiendo, aunque no se si te guste. Es lenta. Creo que pasa como media hora y no se dice ni una palabra. Lo que te forza a prestar atencion a lo que esta sucediendo y apreciar el talento del director.

    Mi lectores queridos, mil gracias por leerme. Gracias por entrar en mi mundo, gracias, de veras.

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  10. Sonia, sin dudas me doy cuenta de tu percepción, diste en el punto. Me has conquistado, cosa que solo han logrado dos blogs entre todos los que visito, pues no soy amante de los largometrajes en la internet...

    Sobre lo demás cuando me refiero a personas que quieren escucharte aun sin tener nada que decirte, me refiero a las personas que valoran el escucharte, no me refiero al desahogo utilizando un medio alternativo como es el blog, pues creo que el eje central de tu escrito se refiere a eso.

    ResponderEliminar
  11. pues sí, tan manía se vuelve esto que yo en cuanto tuve vacaciones me desentendí del la compu. Digo, en el trabajo tengo la computadora todo el día y conección a internet idem.

    El asunto, creo, es usarlo lo menos ociosamente.

    Un abrazo de inicio de año.

    Sergio.

    ResponderEliminar
  12. Alejandro, copied!! Pues si, pero a falta de quien escuche todo lo que yo tengo que decir 24 horas al dia -duermo poco, jajaja. Tengo el blog, ¿me entiendes? jajajaja. El blog nunca se queja de que hablo demasiado, jajajjajaja.

    Un abrazo Alejandro.

    Sergio, mi querido Sergio. ¿cuánto tiempo? Te he tenido un poco abandonado, bueno no a ti a todos los que leo, he estado muy ocupada, pero ya todo va mejor. me dio mucho gusto que vinieras a visitarme.

    Te juro que yo no puedo desconectarme, jajajja. Me siento horrible, tengo que saber lo que está pasando, si alguien me escribió, etc. Ya me declaro adicta al internet, qué le vamos a hacer, jajajajja.

    Un besote querido y un día de estos me paso por tu casita que me gusta mucho

    ResponderEliminar
  13. Por escritos como este es que me gusta leerte. Es como si te vaciaras... y te revelaras a ti misma en el proceso.

    ResponderEliminar