jueves, 25 de mayo de 2006

In fraganti

A mí siempre me sorprende cómo pequeños actos pueden tener desenlaces no esperados ni deseados; aun actos insignificantes, y a veces inadvertidos, pueden regresar a nosotros de una manera insospechada. Digo todo esto porque hoy me enteré de que mis chiquitines se dieron a la tarea de encontrar mi blog. Tratando de atar cabos creo que todo comenzó por dos actos sin importancia que ahora parecen haber sido imprudencias mias. Uno fue dejar mi nombre completo en casa de un querido vecino de la blogósfera, y el otro compartir un poema con ellos durante An Art Inmersión Day –un pretexto mío para incentivar en ellos la expresion artística. Ese día todos tuvieron que compartir algún talento suyo; mi aula se transformó en escenario y por el cual desfilaron pintores, músicos, cantantes, comediantes, dibujantes, poetas, etc. Bueno, mi intención era que ellos se sintieran artistas por un día, así como promover el arte como dije; a mí también me tocó participar porque todo buen maestro vive lo que predica. Ahora no se si eso fue un error... desde ese día siempre quieren saber de lo que escribo pero yo me he negado. Me han pedido otro día del arte, pero no he accedido por falta de tiempo. Hace poco que me preguntaron por qué no tenía una página oficial, ya que muchos de mis colegas tienen, sin pensarlo mucho les dije porque yo tengo mi blog privado. Me miraron como que tenía 4 cabezas; creo que me ven como una persona muy seria... no sé que creen ellos que la gente escribe en los blogs. La verdad es que para los chiquitines sus profesores somos una especie rara, no somos normales; creen que lo único que hacemos es dar clases. Es decir no nos imaginan de otro modo que no sea enseñando, disciplinando y exigiendo. ¡Qué me iba yo a imaginar que los chiquitines iban a buscar mi blog como aguaja en un pajal! ¡Qué ilusa fui!. Me equivoqué y de que manera. El caso es que lo encontraron, me imagino que también por eso debo darle las gracias a Google -quien sabe por cuántas invasiones a nuestra privacidad; la verdad es que todos estamos a merced de un "Googolazo" como diría mi querido Raul Gonzales -un antiguo colega.
Me enteré de su hazaña sin proponermelo. Como no sabía que hacer, se me ocurrió no decir nada al respecto, porque con los adolescentes a veces es mejor ignorar que confrontar -si la situación lo permite, claro está. Por lo menos ésa era mi intención; sin embargo me aguardaba otra sorpresa, mi lección de hoy me dañaría el plan de permanecer callada. El hecho es que mientras estábamos conversando sobre el calentamiento del planeta, -o sea del planeta Tierra- a la estudiante más sobresaliente del salón la palabra planeta le recordó otra esfera, ésa que yo llamo Planeta Atabex. De repente, me hizo una pregunta que fue más afirmación que pregunta, You love the planet don’t you? Yes I do. le contesté -con mi mente y pies fijos en la Tierra.
Is that the name of your blog? me dijo. Is it? le contesté yo en un tono algo sarcástico, y bastante fuerte; al mirarnos nos dijimos tú sabe que yo sé, y yo sé que tú sabes. En sus labios se plasmó una pícara sonrisa, y en sus ojos asomó una mirada que confirmaba -más claro que mil palabras-lo que yo ya sabía… y de ese modo fui despojada de mi privacidad, ahora siento que me miran todo el tiempo, aunque en pocos días llegará el verano y en vez de tomar excursiones en grupos a mi blog lo harán a la playa, y mi blog y yo ya seremos historia - o por lo menos, eso espero.

14 comentarios:

  1. bueno si, muy infraganti!

    Sobre ese tema de la privacidad, estuve comentando en un blog de amigo, que es profesor universitario. El cuenta que desde que sabe que algunos de sus estudiantes lo visitan, es mucho mas precavido, controla mas lo que dice on lo que comenta.

    Los estudiantes tienden a percibir a sus profesores, como personas de otras galaxia, asi como dices, que no tienen otra cosa que hacer en la vida que la labor de enseñar.

    Una vez un compañero de mi clase de creative writing, descubrio fotos de desnudos que otra compañera inglesa tenía online.

    Bueno espero que no te sientas vulnerable, ahora que mas ojos te leen!

    ResponderEliminar
  2. te enfrentas a la realidad del escritor. y es que cuando escribes algo y lo publicas-en cualquier medio- ya no le pertenece al que lo escribe, le pertenece a los lectores. la unica responsabilidad del escritor es no publicar cosas mal escritas. tienes la opcion de cambiar de blog y volver a tu privacidad previa. no te lo recomiendo, que lea el que quiera, de la edad que quiera.Tu preocupate por la sixtasis y por la estructura, nada mas.
    buena suerte atabex,visitame.bye

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. hehhehe..interesante..pero una pregunta...son chiquitines o son adolescentes?...porque son dos etapas muy diferentes...

    ResponderEliminar
  5. Baakanit,
    Después qde Google nadie se salva, mi hermano; lo bueno es que no soy una de esos que ponen todo en un blog. Por lo menos no tengo el problema de tu amiguita inglesa, por que así sí. !Qué lío?

    Dirat,
    No pienso quitar el blog; lo unico era que no queria mis estudiantes leyendolo, simplemente porque no queria. Tampoco pongo nada que no puedan leer. En cuanto a la sintaxis se hace lo que se puede.

    Alex,
    Así es querido amigo. Estoy pillada!

    Gary,
    Son unos manganzones de 16 y 17 años. Muchísimo más altos que yo, pero yo siempre los he llamado chiquitines de cariño. Es muy chistoso, porque me veo muy joven, parezco uno de ellos -bueno no tanto, pero hasta me han pedido pases en los pasillos de la escuela.

    ResponderEliminar
  6. por eso no me puse pseudonimos, la url es mi nombre y apellido, pongo mi foto y no expreso mucho mis sentimientos en mi blog.
    De hecho le he dado la direccion a TODO el que conozco y escribo a sabiendas de que el que menos lo imagino me lee.
    Eso es para no escribir y estar temeroso de si fulanito o fulanita me leyeran. De hecho es asi, he sabido de hasta personas mironas, curiosas, raras y despechadas que estan leyendo mi blog con malos sentimientos.
    Ya he atrapado a dos anonimos (anonimas) que descargaron sus complejos insultandome y ridiculizandome en los comentarios. Al menos supieron pedir excusas.
    Atabex, espero que ese hecho no le cambie la linea a tu blog, que me gusta mucho.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  7. QUE COSA LA TUYA SONIA!!!! SALE DE LA CASA Y LUEGO REGRESA DEJANDO RASTRO DE LO QUE COMISTE EN EL CAMINO,DEJANDO MARCA EN LA VEREDA QUE TOMA DEL CAMINO A CASA,DAS PISTA INCONCIENTE DE TU DESTINO Y LUEGO TE QUIERES ESCONDER,RECUERDA LA PRIMERA VEZ QUE TE HABLE,SALUDOS!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Divertida esta crónica del Googolazo de tus alumnos. Nada permanece muy privado en un blog público. A no ser que jamás lo mencionáramos o promocionáramos.

    A mí me parece sensacional que te lean tus alumnos y que así pueden conocer otras facetas de un profe tan creativa y expresiva.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Esa es la característica propia del blog: es "mío" pero "cualquiera" puede entrar ahí. Virtud o defecto, no lo sé, pero quien abre un blog lo hace con la íntima urgencia de que, al menos, una persona lo lea. Uno en el blog comparte, y esto me parece sano. Quizás toda la circunstancia sea un llamado para que no busques esa "privacidad", y te abras, siendo tú, tal cual, inclusive delante de los chiquillos, lo que evitaría esa especie de desdoblamiento que, me parece, hace daño íntimo. Por supuesto, es tu elección. Y como quiera que sea, ser auténtica es el valor del Planeta de Atabex. Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Me imagino a tus estudiantes.... que edad tienen?Me imagino a la estudiante sobresaliente cuando la miraste

    ResponderEliminar
  11. Sonia,

    Me alegra mucho saber que tu reaccion haya sido tan magnanima; que ellos se la ingenien para verte o imaginarte fuera de la clase es un elogio y nos humaniza un poco--yo tambien educo pero en la U y no me imagino a mis estudiantes con esa curiosidad aunque claro no soy lindo. Abrazos,

    ResponderEliminar