domingo, 9 de diciembre de 2007

Hips don't lie, it's the bagel

Estoy completamente adicta a unos bagels que venden a dos cuadras de casa. He de confesar que ésta es una adición recurrente. Creía que estaba curada, que la había superado; pero no, sigue ahí como un peligro latente, dispuesto a asaltarme al menor descuido. La tentación es grande, una vez que me como uno, ya tengo que seguir haciéndolo todos los días; no puedo resistirme al calentito del horno, lo cremoso del queso, y la aroma del café -esta combinación a las seis de la mañana me resulta un verdadero manjar.

El problema no es la adición en sí, sino yo. Me explico, al tanto que voy consumiendo bagels, éstos comienzan a reproducirse al rededor de mis caderas; y se van anidando, poco a poco, hasta que que forman un circulo perfecto. Dicho de otra forma, me surge una especia de bagel perfectamente diseñado sobre mis caderas. Esto me causa gran confusión, pues ya no sé si tengo un begel caderífico, o una cadera bagelística; lo que si sé a ciencia cierta, es que ése es el precio precio que tengo que pagar cada vez que vuelvo a las andadas.

Imagen via Lifeplusvitamin.com

23 comentarios:

  1. Sabes que cuando vivia en londres me pasaba con un señor que vendia unos panes de queso y cada vez que sacaba al perro a hacer sus cosas yo me paraba donde ese señor!.......Aparentemente tengo ahora una pansa de pan de queso!......Ahh la comida ella es mi vida por eso estudie lo que estudie

    ResponderEliminar
  2. a mi pasa con los helados de yogurt, cuando me como uno despues se me antoja hacerlo todos los dias...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Excuse moi, pero las caderas no tienen nada de malo.

    ResponderEliminar
  4. Jaja. Si te gusta el antojo, trata de lo menos posible pensar en las consecuencias. A menos de que quieras verte nueva vez en una máquina de hacer ejercicios.

    ResponderEliminar
  5. Ah...la seguidilla.
    A mi me pasa con los kisses.
    Ya no me llegan mas.

    ResponderEliminar
  6. Me ocurrió algo parecido cuando pusieron al lado de casa un Häagen Dazs.

    Acabé soñando con tarrinas de helao.

    Y, claro, las adicciones no son malas hasta que no entran en tu vida. O en tu panza.

    Estoy en fase de rehabilitación frente a la mía.

    Besote.

    ResponderEliminar
  7. isopolancolei comentarios favorables de tu blog. y en verdad es interesante. te deseo suerte

    ResponderEliminar
  8. Hasta sueltuda eres, si a mi se me fuera todo el helado de run con pazas y el soufle de chocolate para las caderas o el derriere creeme los comiera mas de una vez al dia, pero yo no tengo esa suelte, a mi se me siembran el la panza sobretodo abajito y alli empiezan a crecer! entoces paresco que me trague una pelota de bastet, pero atraz y al lado una plancha! que envidia te tengo!

    ResponderEliminar
  9. Ah, los guilty pleasures... yo creo que en esa palabra compuesta hay mucho de verdad!

    ResponderEliminar
  10. Creo que te entiendo, tengo el mismo sentimiento de culpa cuando me como una hamburguesa de noche... Pero míralo por el lado amable, a ti se te van a las caderas lo que muchos hombres ven como atractivo... a mi la grasa se me va a la barriga :S

    ResponderEliminar
  11. Aqui en santo Domingo, vende Bagels son deliciosos, y realmente dan seguidilla, el deseo de comer uno a diario es tremendo, lo unico que poner a pensar a uno y evita la comedera diaria, es el tremendo tapon que se hay que enfrentar para llegar alli, pero por demas son deliciosos.

    Tus post son agradables, me veras con mas frecuencia por aqui. bye.

    ResponderEliminar
  12. Definitivamente, las mujeres no se ven, como los hombres la observan.
    Si los bagels se te quedan en la cadera, siguelos comiendo. Lo peligroso es que cuando se queda en el abdomen y se forma tremenda panza. No hay cosa mas excitante como una mujer caderua. Sonia, sigue comiendo los bagels como si fuera una dieta y pa'lante sin dar riversa.

    ResponderEliminar
  13. Definitivamente, las mujeres no se ven, como los hombres la observan.
    Si los bagels se te quedan en la cadera, siguelos comiendo. Lo peligroso es que cuando se queda en el abdomen y se forma tremenda panza. No hay cosa mas excitante como una mujer caderua. Sonia, sigue comiendo los bagels como si fuera una dieta y pa'lante sin dar riversa.

    ResponderEliminar
  14. Yo soy igual, en mi caso es con unos croissants rellenos de queso crema que venden aqui, mira la vida es una y son esos pequeños placeres que nos permitimos a veces lo que la hacen interesante. Asi que adelante con tus bagels siempre y cuando no te excedas.

    ResponderEliminar
  15. Sonia, esto es mas en serio. Cerca de casa hay una bodega que vende unos chocolates colombianos(jet), los cuales me han creado una adiccion. No se si es que tienen perico, pero me encantan. Asi que no estas sola.

    ResponderEliminar
  16. Hey pero que es lo que tienen eso s Bagel??, debemos de revisarlo el porque te me hacen adicta!!

    como dice mi mamá un gustaso un trancaso!

    hey pero me imagino que eso no quitaría tu hermosura!

    Hola tu!!!

    ResponderEliminar
  17. a mi me pasa lo mismo con los chocolates, jaja podria decir que tengo una chocopansa lol
    como dijeron por ahi un gustaso un trancaso :(

    ResponderEliminar
  18. A mi me sucedia con el cafe de la maquina nestle. me encantaba darme un capuchino, a cualquier hora.
    Un abrazo SOnia.

    ResponderEliminar
  19. Sigue ahí, no te sorprendas cuando en tu casa hagan un operativo y sea la DNCB (Direccion Nacional de Contro de Bagels)...

    ResponderEliminar
  20. Sonia, no importan las libritas de mas, es la satisfacción que uno siente al cometer ese "pecado" diariamente. A mi por mi parte, me encantan unos chimis que hacen por mi casa, que si no fuera por la caminada diaria por la mañana, me estuvieran matando ... como sea ..siempre serás bella ... sigue comiendo tus bagels ..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Aquí en el Cairo, a dos cuadras de la oficina de la BBC, hay un horno de esos que ya están desapareciendo en la capital egipcia. Hacen unas media lunas con queso y pimientos y unos panes que mezclan lo dulce con lo salado de una forma sublime.

    ResponderEliminar
  22. Esos love handles caen bien, mayor agarre.

    Saluditos, espero que esos examenes te estén tratando bien.

    ResponderEliminar
  23. Hola Sonia,

    No te apures, que la vida es corta, y es mejor disfrutar sin culpas que comértelas con una idea errada de lo que en realidad representa ese instante de placer. Si te pones a ver, nadie te ve en el momento en que te comes tus bollos de la manera en que tu te ves, así que. Y luego, si te gusta, pues te das una vueltecita a correr por el parque. Este es el consejo del hedonista. No tengo de otra.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar