domingo, 30 de enero de 2011

sábado, 29 de enero de 2011

Mubarak elige un vice en 30 años

¿Qué ocurriría si hubiera un nuevo gobierno en Egipto que no estuviera dispuesto a "cooperar" con Washington? La respuesta a esa pregunta  es la razón por la que Obama no ha hecho un firme y contundente llamado a favor de la democracia en Egipto.   

Los Estados Unidos da millones de dolares en "ayuda" a Egipto a cambio de su alianza en el medio oriente. Es claro que Egipto es crucial para la agenda de los Estado Unidos en la región, y un cambio de gobierno pondría en jaque a Washington, por no saber a que atenerse con el próximo gobierno. 

 La estrategia siempre ha sido hacer caso omiso  a cualquier dictadura que "coopere" con Washington. América Latina aún sangra de una herida abierta por esta política.  La única libertad que se promueve desde Washington es la de los países cuyos gobiernos se muestran abiertamente en contra de las políticas de Estados Unidos. 

Mubarak acaba de nombrar a Omar Suleiman como su vicepresidente. Suleiman es un hombre que tiene credibilidad en Egipto y la comunidad internacional. Quisiera interpretar este hecho como una indicación de que Mubarak piensa dejar Egipto y ha elegido a Suleiman para propiciar la transición de gobierno. Suleiman es un candidato que sería aceptable para Washington. La pregunta es si lo será para los egipcios. Eso está por verse.
http://english.aljazeera.net/watch_now/

viernes, 28 de enero de 2011

Egipto ¿qué es eso?

No sé si a otros les pasa, pero a mí me afecta ver que el valeverguismo de los jóvenes al respecto de lo que ocurre a su alrededor. Nuestro mundo hace rato que anda con las patas para arriba, pero pocos parecen enterarse. A juzgar por las conversaciones de los jóvenes a través de las redes sociales sólo hay un tema digno de discutir "YO." Tal vez, siempre haya sido así, y sea mi percepción la errada. Tal vez, soy demasiado sensible a los problemas sociales, y soy yo la que debo ajustarme a un mundo en el que todos piensan sólo en sí mismos.  No es que responsabilice a las redes sociales por esta conducta evasiva; lo que ha sucedido es que éstas han venido a amplificarla, a hacernos a todos participes de lo vanos que en realidad somos.

Anoche entré a Twitter por primera vez en unos once días. Resulta que no tengo tanto que decir cada instante del día, o tal vez, no quiera. Tal vez, mi vida no sea lo suficientemente interesante, o tal vez, tenga un concepto distinto de las redes sociales. No me gusta ponerle reglas a nadie, y menos a un campo abierto como son las redes sociales; sin embargo, mentiría si no dijera que a veces siento vergüenza, y otras tristeza de lo que producen las neuronas de mi generación.

Esta vez la fuente de mi malaise  fueron los acontecimientos recientes en Egipto. Mientras jóvenes eran acribillados y maltratados por la policía, la gran mayoría en Twitter hablaba de las más rotundas sandeces. Eran poquísimos los que parecía interesados en la suerte de los protestantes y el caos que reinaba en Egipto anoche.  A mí se me hace muy irónico el que mientras había jóvenes usando el Internet para luchar por una causa que consideran justa y necesaria, los jóvenes en nuestro país lo estaban usando, simultáneamente, para hablar de las más increíbles banalidades.

El Internet es una herramienta poderosísima, tanto así que el gobierno egipcio decidió anoche bloquearlo por completo para evitar que la gente coordinara mejor las protestas. El bloqueo total del Internet fue un hecho sin precedentes en la era digital; se me hace increíble que ni siquiera ese hecho lograra que Egipto  fuera anoche uno de los temas de los que hablaba la gente en Twitter. Me quedé observando, esperando que Egipto se hiciera  trending topic, pero me quedé con las ganas.

Y entonces, recordé una cita de la novela de M. T. Anderson titulada Feed, en la que un personaje dice "No one with feeds thinks ... It's something that makes me angry, what people don't know about these days. Because of the feed, we're raising a nation of idiots. Ignorant, self-centered idiots." Nadie cuestiona nada, nadie protesta por nada en estos tiempos.

miércoles, 26 de enero de 2011

El silencio

"El pensamiento es un diálogo silencioso del alma consigo misma; la palabra, un diálogo del alma con los demás." Platón

lunes, 17 de enero de 2011

Página en blanco

Por primera vez en vida me he quedado sin nada que decir ni escribir. Estos día prefiero andar por algunos sitios en Internet que disfruto, y leer en silencio... y deambular, y perderme en la maraña de mi mundo interior, sin el menor deseo de compartirlo con nadie...

Confieso que no me gusta sentirme así. En la escritura siempre me había sentido viva, había encontrado la paz... El no escribir es un letargo que se parece demasiado a la muerte, o mejor dicho, es una pequeña muerte.

sábado, 8 de enero de 2011

La anacrónica revisión de Huck Finn

Ayer leía con disgusto un artículo en The New York Times que informaba de los esfuerzo de otro purista de sanear el léxico de las aventuras de Huckleberry Finn de Mark Twain. Estoy en total desacuerdo con alterar cualquier texto literario para salvaguardar la sensibilidad de los lectores actuales. La palabra escrita es intocable. El libro siempre debe leerse tal cual lo concibió su creador, porque alterar el texto es sacarlo de contexto y caer en anacronismos.

El papel del lector debe ser entender las circunstancias que produjeron un texto en su contexto histórico. Es el lector que debe acceder al texto, y no el texto al lector.  Una de las funciones de la lectura es confrontar al lector con el texto y provocar reacciones; al "sanear" el texto se elimina cualquier posibilidad de transcendencia, porque se ha "censurado" todo cuanto podía sacudir al lector.

Estoy hasta la coronilla del afán -tanto de la derecha como de la izquierda-  de hacer que todo encaje en un discurso políticamente correcto.  A mí se me hace muy triste este movimiento revisionista de la literatura para satisfacer preocupaciones que no existían en el momento de su creación. ¿Qué pensarían Mark Twain de todo este proceso de "moldear'' a Huck para poder ser leído por la audiencia actual?... Creo que no me equivoco al pensar que Twain preferiría que no lo leyeran.