viernes, 31 de diciembre de 2010

2010

Al pasar revista al 2010 reconozco que  fue un buen año para mí. Hubo momentos de desventuras, pero también los hubo de profunda alegría. Momentos de confusión, y otros de gran lucidez. Crecí muchísimo como ser humano, me he afianzado en mi meta de vivir una vida de acuerdo a lo que pienso, mucho más minimalista, y más plena. Me he deshecho de todo lo que me estorbaba, o no era esencial en casa y en el  interior.

Este año alcancé pequeños peldaños que me acercan más a la completud de un proyecto iniciado hace ya algunos años: el doctorado. Salté vallas que, a ratos, me parecieron insalvables... Estoy sumamente agradecida con la gente que estuvo conmigo en momentos cuando la necesitaba, aunque algunos, tristemente ya no estén en mi vida, por una razón u otra, pero aún los llevo conmigo.

Recibo el 2011 llena de sueños y esperanza. Sigo adelante con el mismo plan de vida que vengo desarrollando por años, así que no hay resoluciones, a no ser vivir, crecer y afrontar los desafíos con valentía.

Deseo para ustedes que me leen que logren todo cuánto deseen, en la forma que lo hayan imaginado. Ojalá que por todas las latitudes del mundo el 2011 sea un año venturo.

martes, 28 de diciembre de 2010

El gobierno español vs. mi pasaporte

El gobierno español es el causante de que yo haya tenido que resbalar en la nieve. Les explico. Viajaré a España en febrero, y de acuerdo con las reglas de inmigración de España no puedo entrar al país con un pasaporte que no sea válido por más de tres meses del día de la visita. Traducción: me toca renovar mi pasaporte tres meses antes de que se venza en marzo de 2011.

No queda mucho tiempo antes del viaje, así que elegí el día de hoy para hacer ese trámite. Ya tenía la solicitud, escribí el cheque, pero me faltaban las fotos. No soy exentar de vanidad, así que me arreglé el pelo, me maquillé un poco, para verme linda en la foto, porque ¿quién quiere verse feo en un documento que usará por los próximos 10 años? ¡Oh divina Vanidad! :P.

Ya arreglada, caminé hasta el correo más cercano. Al llegar lo encontré cerrado. Un aviso informaba que estaban cerrados por daños causados por la tormenta. No me consta, todo parecía estar en su lugar. Pero, en fin, tras hacer un gesto de desagrado, seguí adelante.  Pasé entonces por una agencia de FedEX, pero no pude enviar el sobre porque la dirección del destinatario es un P.O. Box. ¿Es que acaso el gobierno federal no puede tener una dirección normal para el centro de procesamiento de pasaporte?¡No entiendo, nada!

No tengo que decirles que todas estas diligencias han sido a pie, pues las calles no ha sido limpiadas todavía, sólo las avenidas son transitables. Vi varios carros atascados en la nieve. Yo prefiero evitar el dolor de cabeza, así que camino, que me hace bien, ya que he comido demasiado estos días.

Frustrada,  regresé a casa, ahora estoy lista para salir de nuevo. Iré al otro correo del vecindario. Ese queda bastante más lejos. Ojalá que esté abierto, porque sino, habré perdido, miserablemente, el día en una empresa fallida.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Poesía

La nieve cae tras el cristal y yo busco refugio en mi santuario. Paseo la mirada por mi espacio y me detengo en las cosas que están sobre el escritorio: correspondencia por abrir, un par de aretes, una copa de vino vacía, libros, y un portar retrato.

Una foto en  blanco y negro capta un momento alegre de personas que sonríen, y caminan por la playa, tomados de las manos. Sentí los labios esparcirse en una sonrisa, pero, pronto, sin proponérmelo, se contrajeron.

Afuera un inmenso carámbano ha hecho escarchas de las calles, los autos y los árboles.  El viendo viaja en su alfombra invisible, y carraspea incesantemente... Y, a ratos, pareciera que todo ese frío lo llevara conmigo, a manera de hoyo negro en el alma o en el estomago.

Me tranquiliza el olor acaramelado que emana de la vela que me alumbra. La calefacción bulle, y emite crujidos a ratos.

Siento la necesidad de escribir, y captar este momento cargado de poesía antes de que el tiempo  me lo robe para siempre...

viernes, 24 de diciembre de 2010

Detour

Mañana 25 de diciembre debí haber llegado a República Dominicana. Ese era el plan. Era, porque ya no iré. He decidido quedarme en Nueva York a resolver unos asuntos, que en el momentos que compré el boleto de avión no existían.

La vida cambia tan súbitamente que a veces nos saca de balance... Pero esa es la regla, cada día nos trae nuevos retos.  No hay nada que podamos hacer al respecto; nos toca aceptarlo, afrontarlo y hacer lo mejor que podamos con los recursos disponibles.

Estos días fuera del trabajo me servirán para descansar, reorganizarme, pensar con calma y decidir con claridad cómo mejor afrontar la situación, y tratar de encontrar una solución lo antes posible.

A ustedes que me leen, les envío un fuerte abrazo y les deseo muchas felicidades hoy y siempre. Gracias por entrar a mi espacio, y a través de él, ser parte de mi vida, aunque sea la virtual.

domingo, 19 de diciembre de 2010

La involución de McCain

No he podido sacarme de la mente la imagen de John McCain al dirigirse al senado ayer al hacer su última apelación en contra de la revocación de la ley Don't Ask, Don't Tell. Sentí lástima de McCain, el venido a menos senador de Arizona,  al escucharlo decir que 'era un día triste.' Según McCain el que el Senado haya, por fin, eliminado una ley discriminatoria en contra de los soldados homosexuales, es una distracción innecesaria.

Me pregunto ¿qué diablos pasó con el John McCain sensato? Se me hace imposible entender que una persona pueda involucionar de tal manera. Quisiera creer que los años nos sirven para mucho más que llenarnos de arruga y amargura, sino para hacernos más coherente entre lo que hacemos y pensamos. Sin embargo, en el caso de John McCain ha ocurrido lo opuesto, éste ha sufrido una involución radical en la última década. Pareciera que a partir del año 2000 inició una errática campaña para ir  en contra de sus propios principios y destruir su legado político. Por años McCain fue la voz de la sensatez de la extrema derecha de su partido, hoy sólo su alto-parlante. ¡Qué lástima que la vejez lo haya hecho tan servil! Yo extraño su independencia de pensamiento y su dedicación a los más desamparados.

Articulo relacionado: John McCain's Strange Dance on Dont Ask, Don't Tell

domingo, 12 de diciembre de 2010

Vivir es resistir

¡Qué fácil es vivir cuando la vida nos sonríe y  los amigos aún no han desvelado su sonrisa falsa! Nuestra buena fortuna los mantenía cerca, dispuestos a compartirla con nosotros.... pero el día que la desgracias tocó la puerta, uno a uno fueron dejando el escenario: cesaron las llamadas, las visitas y las invitaciones. Darnos cuenta de ello, es la  pérdida de otra inocencia.

Todos nos han abandonado en la desgracia, miramos a nuestro alrededor y nos descubrimos solos, desprovistos de una calidad sonrisa cómplice.  Sentimos que nos flaquean las piernas. ¿Qué hacer entonces? Aceptar el reto y decidir que la verdadera prueba de nuestra vida es sobrevivir nuestra circunstancias. Entender que hay que superar la adversidad y enfrentar los monstruos gigantescos que amenazan con triturarnos de un tirón. Hay Debemos recobrar las fuerzas perdidas, y avanzar, a pesar de las dudas, porque no intentarlo es una muerte a destiempo.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Un ejército de uno

La vida es combate. La luchar por la supervivencia es abrumante cuando se es un ejército de uno. Nos sentimos exhaustos de batallar, y derrotados cuando la empresa se nos hace fútil. En esos ratos en que nos sentimos desmoralizados el enemigo se proyecta invencible y nuestra campaña absurda, sin sentido, una locura,

Los intentos de reclutar a otro combatiente que se nos una al frente de batalla es una tarea tan inútil como vana. En el proceso, hay momentos ilusorio en los creemos vislumbrar otro ser que se encamina hacia nosotros y creemos en mayores  posibilidades de supervivencia.  Sin embargo, al acercarnos, jadeante de fatiga y sed, descubrimos que no era otra cosa que un oasis en medio del yermo; una ilusión óptica que nos engaña en medio del delirio, y la necesidad de apoyarnos en otro soldado que esté dispuesto a jugarse el pellejo por defender  el  frente.

domingo, 28 de noviembre de 2010

The Road Not Taken by Robert Frost

Two roads diverged in a yellow wood,
And sorry I could not travel both
And be one traveller, long I stood
And looked down one as far as I could
To where it bent in the undergrowth;

Then took the other, as just as fair,
And having perhaps the better claim,
Because it was grassy and wanted wear;
Though as for that the passing there
Had worn them really about the same,

And both that morning equally lay
In leaves no step had trodden black.
Oh, I kept the first for another day!
Yet knowing how way leads on to way,
I doubted if I should ever come back.

I shall be telling this with a sigh
Somewhere ages and ages hence:
Two roads diverged in a wood, and I--
I took the one less traveled by,
And that has made all the difference

jueves, 25 de noviembre de 2010

Las batallas en el disierto

Acabo de leer la novela Las batallas en el desierto de José Emilio Pachecho. Es una novela cortísima, de apenas 62 páginas. El narrador -y protagonista- de la novela es Carlos quien nos cuenta sus aventuras al enamorarse de una mujer de 28 años y la reacción que su hazaña causó en su casa y el colegio. Los hechos narrados ocurrieron  cuando Carlos tenía ocho años.

Carlos es ya un hombre cuando nos cuenta su historia. A pesar de que la novela no nos da fechas exacta para la acción, podemos situarla en alrededor de 1948, basándome en la edad de los personajes y los hechos históricos que se mencionan: la conclusión de Segunda Guerra Mundial, la creación del Estado de Israel, y el gobierno de Miguel Alemán.

Carlos es el hijo de una familia de clase media que ese encuentra arruinada económicamente. El padre malgastado el dinero de la madre en negocios fallidos. El último de ellos fracasó gracias al influjo de productos norteamericanos en el mercado mexicano. La familia vive en la colonia Roma, de la que el narrador nos pinta un vivo retrato; el lector siente que camina él por sus calles. 

El tono del narrador es sombrío sobre el futuro de México. Hace constante alusiones a la destrucción de un México  que en el pasado fue mejor. Según Carlos, México marcha hacia el caos... Nos identifica a los dos verdugos del país: la transculturación estadounidense -con sus implicaciones económicas-, y  la corrupción gubernamental. 

Me gustó la novela, con excepción de la voz narrativa. Me molestan mucho los narradores que no se limitan a contar los hechos.  Hay constantes comentarios, digresiones del narrador que, en mi opinión, debilitan el texto. Disfruto más una novela cuando un narrador me presenta los hechos sin necesidad de comentarlos.

Por otro lado, encontré un problema de verosimilitud en algunos procedimientos y comentarios del niño Carlos de apenas ocho años.  Creo que más que el proceder del niño se trata de interferencia del narrador adulto, proyectando su experiencia actual sobre los hechos que pasaron hace ya más de treinta años.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Sueños

Soñe que  una criaturita se gestaba en mi vientre. Era una niña y se llamaba Sofía. En el sueño era la primera vez que la niña se movía. Dio un giro completo, un movimiento retorcido, y un poco brusco, tanto que me causó dolor. Lo que recuerdo no es el dolor, sino la poderosa emoción que me electrizó al sentirla darse un giro de 360 grados! Me gustó tanto la emoción que he pasado todo el día reviviéndola.

Me sorprendió soñarme embarazada, porque  no sueño con tener hijos.  Es algo que si llega a pasar bien, y si no también. Nunca he sido una mujer obsesionada con la maternidad, y sin embargo, ese sueño, me ha trastornado un poco.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Desvío

Me harté de leer sólo para la universidad. No puedo más con la tiranía del deber.. Empecé a leer un libro por placer... .  ¡Oh qué divino es el pecado! El elegido es un librito pequeñito, titulado Las batallas en el desierto de José Emilio Pacheco. Lleva esperándome desde el pasado febrero cuando me lo traje de un librería de Alcalá de Henares. Esta noche su espera ha terminado, este es su momento.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

El último examen antes de la tesis

Sigo viva aunque ausente. Los extraño y me extraño. Me sobran ganas de escribir, peor me falta tiempo. Estoy estudiando a tiempo completo para el último examen antes de escribir la tesis. El examen será en agosto, y aunque  éste aún está lejano, debo avanzar lo más posible, porque  la lista de lectura es extensa. El examen será sobre 147 libros, que van desde la Edad Media hasta el siglo XX. 

No sé cuando pueda actualizar el blog, pero de vez en cuando, pasaré por aquí. A mí me hace falta escribir, pero si he de terminar este enorme proyecto -en el que he invertido cinco años de mi vida-, debo sacrificarme por un tiempo, y dejar de hacer muchas de las cosas que disfruto.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Daga verbal

Una palabra puede ser una daga. Nos traspasa de lado a lado y nos deja una herida sangrante. Puede encerrar el poder de echar a bajo la fundación de una relación que empezaba segmentarse, o sacudir los pilares de una bien establecida.

La intensidad de la palabra no la decide quien la pronuncia, sino a quien va dirigida.  Una vez que la palabra ha entrado con el ímpetu de un dardo envenenado, y se ha posicionado en lo más profundo del corazón, es difícil deshacerse de ella.

No hay vuelta atrás al momento justo antes de que se pronunciara, aunque se quiera, y se ponga empeño. Se estable un antes y un después... algo se ha roto, lo sabemos aunque nos resistamos a creerlo, e intentemos  retomar el curso que llevábamos.

Suele ser  más fácil recuperarse de una herida física que de la que causa una palabra destructora. El corazón roto, al igual que un cristal, no logra reconstruirse sin dejar huellas de una ruptura.

domingo, 31 de octubre de 2010

Simplificar por dentro y por fuera

Me puse a reflexionar sobre los tantos cambios que le he hecho a mi apartamento en los últimos años. He votado muebles, regalado otros, comprado algunos y cambiado otros de lugar. Aunque no lo había racionalizado, hoy sé que esos cambios fueron el reflejo externo de un proceso que empezó por dentro. Quería encaminar mi vida por senderos distintos, más equilibrados, más serenos, y más simples.

A finales de agosto, hice el último cambio en el apartamento: me deshice del  piano que tanto quería, pero que ya no tocaba. Lo vendí para transformar el espacio que éste ocupaba en un pequeño santuario donde escribir, y para usar el dinero para abrir una cuenta de ahorro con propósito de tomar un año libre del trabajo y dedicarme a otros proyectos.

A través de este  proceso de simplificación interno y externo me he deshecho de mucho bagaje físico y emocional. He dejado de hacer todas aquellas actividades que eran más decorativas que esenciales. Hoy tengo más espacio en casa, y una vida más tranquila. Aunque parezca un proceso simple, no lo fue, todo esto vino a ser tras una dolorosa separación que me dejo hecha polvo. Logré sobreponerme gracias a  mi naturaleza batalladora,  innumerables sesiones de terapias y el apoyo de amigos entrañables y de familiares.

Esta tarde pensaba yo sobre todo aquel proceso, y se me ocurrió que el apartamento y yo sufrimos transformaciones paralelas. Mientras pensaba en ello, una imagen se me clavó en el pensamiento. Visualicé la vida como una especie de caja. Una  en la que debe caber  todo lo que somos y queremos ser, y todos aquellos que son importantes para nosotros.

Pensé entonces que la caja debe estar en orden. Todo debe tener su lugar y su función para que la experiencia sea más plena y la carga más liviana. Todo debe ir acomodado en su debido y merecido lugar, especialmente las personas que amamos. Ellas necesitan su espacio para que sepan que son importantes para nosotros y que las valoramos. Es terrible relegarlas al tope de la caja, casi a punto de caerse de ésta por falta de espacio.

Es importante simplificar la caja para no ir cargando con lo que ya ha dejado de contribuir, de una manera u otra, al todo que es nuestra vida. No vale la pena distraernos con cosas que cuyo único propósito es  hacernos la carga más pesada, e impedirnos vivir plenamente. Por el contrario, enfoquémonos en lo esencial, y en las personas que verdaderamente valen la pena porque son el motor de nuestra existencia.

jueves, 28 de octubre de 2010

La rueda del tiempo

El tiempo es una rueda que gira sin cesar sobre su eje, que no no llega a ningún lugar, y que le pone limites a nuestras ilusiones.

Es una fuerza imperceptible que fluye monátonamente,  apropiándose  sueños, juventud y ganas. Y en él vamos pasando, mas él no pasa. Sin prisa va girando en un infinito transcurrir que no conduce a ningún lugar.

martes, 26 de octubre de 2010

Despidiendo a Súper Bloomberg

Hará unos dos años que levanté mi voz de alarma ante la propuesta de Bloomberg de extender el período de gestión del alcalde de dos a tres términos.

La que fuera en aquel entonces, sólo una propuesta, hoy es la ley. En aquellos tiempos de campaña electoral se hizo evidente que Bloomberg se creía un "Superman" cuya misión era salvar la gran metrópoli de un mayor descalabro económico. El Súper Bloomberg no vaciló en desplegar todos sus súper poderes en "el rescate" de la ciudad y su empeño por convertirse en alcalde por un tercer término.

Tras haber mancillado la voluntad de los votantes con su firma autoritaria,  Bloomberg propone ahora llevar la duración del término de gestión del alcalde a las urnas para que sean los votantes los que decidan.  ¡Qué cojones tiene Súper Bloomberg!  ¿Es que se le olvidó que los votantes ya habían expresado su opinión al respecto en los años noventa? Los votantes decidieron que dos términos eran suficiente,  aun para la más ambiciosa de las plataformas políticas pero eso no protegió de un tercer mandato de nuestro Bloomberg.

Se me hace increible cómo manipuló el sistema para saciar sus ansias de poder, aunque fuera necesario anular la decisión del electorado, y ahora quiere con su carita bien lavada, decide que la cuestión debe volver a votación. ¡Hábrase visto!  Los votantes han de estar preguntándose, si  su voto significaría algo, ya que tenemos el precedente de Bloomberg; no hay nada que evite que otro político ávaro pueda descartar el voto de miles tan sólo con firma.

Súper Bloomberg se prepara para dejar el ayuntamiento en unos dos años. Me imagino que se va complacido por habernos salvado de lo peor de la crisis con su intervención casi mesiánica -claro según él. No cabe duda de que ésta es una digna salida para nuestro Súper Bloomberg!

viernes, 22 de octubre de 2010

El precio de la desnudez

Tendría yo unos doce o trece años la primera vez que me rasuré las piernas. Así se inició una larga, costosa y dolorosa lucha contra el vello.

Unos años más tarde empecé a depilarme. Confieso que lo habría hecho mucho antes, pero no hay libertad sin independencia económica, así que tuve que  que esperar hasta obtener el primer trabajo que me permitía esos excesos.

No puedo dejar de contarles una anécdota que me ocurrió en mi afán de lucir una piel desnuda de vello.Resulta que vi un comercial en la tele sobre una cera maravillosa que funcionaba sin calentarse. Y me dije, "eso es exactamente lo que necesito. Así no se me irritará la piel." Pedí la bendita cera por teléfono, y en unos días ésta llegó a mi puerta.

Extraje el contenido, y puse mano a la obra. ¡Qué Inocente era yo entonces! Imagínense que  pensaba que sería todo tan limpio, tan fácil y tan indoloro como lo había visto en la pantalla. ¡Ese era el punto del comercial! ¿No? Los publicistas son genios y los mejores manipuladores que conozco. La chica del comercial salía del baño envuelta en una bata, y con una sonrisa despampanante.  A juzgar por su cara el proceso no dolía en lo absoluto, y yo caí redonda en la trampa.

Me puse cómoda y preparé todo: la cera, la tela y el aplicador.  Esparcí la cera sobre un área de la pierna. Coloqué la tela y tiré de ella. El primer intento fue fallido, pues la cera era muy espesa y yo había aplicado demasiado a la piel. Además, al tiral de la tela, lo hice muy suavemente, y no resultó. Volvía leer las instrucciones. Retiré la cera aplicada, y ésta vez esparcí una capa mucho más fina. Al tirar de la tela, lo hice con mucha fuerza y de golpe.

No se podrán imaginar el dolor que sentí.  La piel quedo libre de vello, pero sembrada de hematomas pequeños. Me fue tan mal, que abandoné la empresa en ese mismo instante,. Le puse la tapa a la cera y la dejé  relegada en un gabinete del baño. La piel ardía en llamas, le apliqué agua fría, sávila, todo cuanto se me ocurrió buscando un poco alivio. Me bastó esa experiencia para buscar la ayuda de un profesional. Y, así religiosamente, lo he hecho por años.

El otro día agarré una calculadora y me puse a sacar cuentas de cuánto dinero he gastado en la eliminación temporal del vello, y la suma me causó escalofrío. Es cierto que he lucido piernas libre de vello, pero también es cierto que cada tres o cuatro semana debo repetir el tratamiento. No estoy orgullosa de haber gastado esa astronómica suma en algo tan banal, pero tampoco quiero vivir con las piernas sembradas de vello.¿Qué hacer entonces?

Me puse a investigar sobre el costo y los efectos del láser en la piel. Encontré que es costoso, doloroso pero relativamente inofensivo a la salud. Hasta ahora es la mejor solución para el vello no deseado, aunque su efectividad no es al cien por ciento.

La decisión está tomada: me someteré a otra tortura más con tal de dejar la piel libre del monstruo que le roba su desnudez.

Post relacionado¡Qué vuelva mi mujer!

Venus de Urbino  de Tiziano

lunes, 18 de octubre de 2010

Melancolía

¿Qué me pasa? Todo va bien… y sin embargo, hoy estoy triste. Un tanto desanimada. Me provoca quedarme en cama, pero no. 

Mejor me levanto. Son las 4:55 de la mañana. ¡Qué pereza! Me quedo acurrucada cinco minutos más…Me doy media vuelta, y cierro los ojos por un instante,... los abro... shit! Son las seis de la mañana. 

A la ducha a tientas...

En unos minutos estoy frente al espejo, vestida todo de negro…¿coincidencia? ¡Qué sé yo!  Me maquillo. 

Paso a la cocina por un té verde. Le doy de comer a Coco… Y voy por las llaves… ¡Qué rabia, no están en su lugar!... retrocedo, voy al armario... Meto las manos en el bolsillo del abrigo que llevaba ayer, y ahí están. 

Salgo disparada... Subo al caro, me veo en el espejo, no tengo mala cara, por suerte, no me veo como me siento.

Llego al trabajo, me siento al escritorio, y miro el calendario... ahí está la respuesta a mi melancolía.

lunes, 11 de octubre de 2010

¿Zapatos y pareja a la medida?

Creo haber encontrado similitudes entre el proceso de comprar zapatos y el de elegir pareja. Me explico. A veces, emito juicios equivocados por creer estar ante un zapato u hombre hecho a mi medida.  Ya se imaginaran que al llegar a casa descubro que ambas "compras" no eran tan cortados a mi medida como había supuesto. Al querer salir con ellos a dar una caminata, en ocasiones, he sentido llevar unos zapados que no eran mi número.

No logro entender por qué el zapato no se siente ni se ve igual. Por ejemplo, el sábado fui a comprar unos tenis que me hacían falta. Ya en una zapatería  tropecé con un par que a primera vista parecían ser lo que buscaba. Me los puse y me quedaron bien. Me gustaban, pero a pesar de  gustarme y quedarme bien, había algo en estos tenis que no podía obviar: tenían  una línea rosada al rededor de la suela que a mí me fastidiaba muchísimo.

Me gasté no se cuánto tiempo analizándolos, midiéndomelos y tratando de convencerme de que eran lo tenis que buscaba -a pesar de la línea rosada. Me decía: "el diseño es precioso,  poco común, te quedan bien, cómpralos ya." Pero dentro de mí, una voz que no podía, ahogar me gritaba que no los comprara, que no eran para mí. Insistía: "si tan sólo no tuvieran esa línea rosada serían perfectos para mí."

Unos minutos después,  comprendí que esa línea rosada era parte integral de su diseño, y de su composición, me gustara o no.  Me pregunté entonces, ¿te gustan tanto como para aceptar la línea rosada? Desde hacía mucho rato sabía que no... pero quería que la compra se materializara, a pesar de la línea rosada que tanto me disgustaba.  Al pasar el tiempo fue cada vez más evidente que esa línea rosada, mis necesidades y mis gustos eran irreconciliables.  Acepté que estaba ante un abismo insalvable, y desistí.

Un poco desilusionada por el fracaso anterior, seguí buscando los tenis que necesitaba, pero sin el entusiasmo inicial. De pronto, no muy lejos de mis antiguos favoritos, había otro par de tenis, que a simple vista tenían poco que ofrecer. No eran llamativos como los anteriores, no tenían nada extraordinario, eran de color oscuro. Su presencia no suscitó en mí la sensación de estar ante un par de zapatos fenomenales, porque simplemente eran comunes y corrientes. Eran bonitos, de un color que uso con frecuencia,  y más importante aún, eran mi número.

Los bajé del tramo, los miré, me los puse y di unos pasos con ellos. No encontré ni línea rosada ni ninguna otra característica suya que me repulsara. Sin hacer ningún esfuerzo supe que esos zapatos eran los que yo necesitaba, a pesar de no ser los que quise originalmente. Me los llevé a casa, y me sentía segura de haber elegido bien. La ausencia de una línea rosada o cualquier otra característica que me irritara, lo corroboraba.

Es cierto que estos tenis no eran tan llamativos como los anteriores. Sin embargo, eran los tenis que yo quería sólo que los había encontrado en un color distinto y con cordones satinados. Al mirármelos y sentírmelos en los pies no me molestaba absolutamente nada. . Era obvio que los cordones satinados y su color gris eran características no deseadas con las que yo podía lidiar. Estoy feliz con mis nuevos zapatos por éstos si están hechos a mi medida...

jueves, 7 de octubre de 2010

Puentes

Para los que ven los adolescentes españoles llegar al colegio cada septiembre e integrarse a sus actividades sin el mayor inconveniente, pareciera que éstos nos han caídos del cielo. Pocos se imaginan la cantidad de tiempo que invierto en la organización de ese programa que tanto quiero.

Existen múltiples razones por las que organizo este maravillo intercambio. Una de ellas es mi anhelo de  mostrarles a mis estudiantes través de una mínima rendija un mundo más allá de su entorno o del balneario donde estuvieron en las ultimas vacaciones. Es mi pequeñísima contribución para fomentar fronteras más permeables entre países cuyos habitantes sean ciudadanos del mundo.

El precio que debo pagar para organizar y poner en marcha el programa es alto, pero la recompensa lo vale. Ojalá más escuelas pudieran participar de este tipo de experiencia. Es lamentable que niños de escasos recursos no tengan este tipo de oportunidades. En lo personal, estaría dispuesta a donar mi tiempo y experiencia a personas interesadas en crear este tipo de programas.

Mi mundo gira a mil revoluciones por horas cuando hago este intercambio. Extraño mi tiempo libre, escribir, ver películas, pensar. Es mucho trabajo, sí, pero me siento retribuida cuando los estudiantes vuelven para decirme lo importante que ha sido esta experiencia en su vida.

Mis pequeñines estarán aquí hasta el dieciocho de octubre y nosotros iremos a España en febrero. Cuando se vayan, volveré a un volumen de trabajo normal, aunque por supuesto, será sólo hasta el próximo septiembre cuando se inicie otro ciclo.

lunes, 4 de octubre de 2010

Vuelva usted mañana

Los habitantes de esta ciudad tienen fama de groseros y antipáticos... Mi experiencia de hoy refuta esa idea, por lo menos, en lo que respecta al dependiente de la gasolinera a la que fui.

Esta mañana olvidé mi monedero en casa. Salí sin los papeles del carro, sin licencia de conducir, sin dinero, sin nada. Al salir del colegio me percaté de que debía poner gasolina... se encendió esa lucecita ámbar en el tablero que se encarga de recordármelo, cuando estoy muy ocupada para prestar atención al tanque de gasolina.

Abrí la cartera en busca del monedero... y sorpresa... no estaba por ningún lado.  A tientas, tropecé  con siete dólares que habían quedado olvidados en  un bolsillo...  Me decidí a comprarlos de gasolina para poder volver a casa... Sentí miedo.

El dependiente se acercó a ayudarme. Le pedí la gran suma de siete dolares de gasolina... Entonces, percibí un porqué en el fondo de sus ojos al tiempo que me  escuchaba...Tal vez, porque suelo llenar el tanque de gasolina una vez a la semana en esa misma gasolinera.

Le expliqué, más o menos, mi situación. Me sentía un poco rara ¿en verdad, me estaba esto pasando a mí?  Me sentí como una tonta, una irresponsable... El dependiente me ofreció llenar el tanque, y que volviera a pagar mañana, ¿acaso era posible recibir tan generosa oferta en  Nueva York? Agradecida, acepté.

El señor llenó el tanque, y al terminar me dio una factura con el saldo a pagar, $36.00.  Me sentía totalmente abrumada por  el agradecimiento y la bondad de aquel desconocido... Salía con el tanque lleno,  y sin haber pagado. Era increíble....

Arranqué el motor, e iba a salir cuando vi el dependiente acercarse a mí. Volví a bajar el cristal de la ventanilla para escucharlo. Me sonrió, me extendió la mano, me devolvió los siete dólares, "vuelva usted mañana cuando sea un mejor día.".

domingo, 3 de octubre de 2010

Ya terminó septiembre

He estado desaparecida de este planeta. Las razones son variadas y complejas como la vida misma. Lo resumiré diciendo que septiembre fue un mes intenso. Lo viví justo en los extremos: un fin de semana idílico en Martha's Vineyard, un inesperado encuentro,  una difícil e inesperada convivencia con mi madre tras una fractura que terminó en cirugía..., y un viaje relámpago a la República Dominicana por cuestiones familiares.

Septiembre me ha dejado exhausta, confundida y un tanto desilusionada. Recibo octubre con entusiasmo y anhelando un cierto aire de normalidad. Ahora que septiembre se ha ido para siempre, prefiero quedarme con los bonitos recuerdos que construí a pesar del caos. Comparto con ustedes la foto de arriba, tomada en mi viaje a Martha's Vineyard, y que capta un momento en que fui feliz.

domingo, 29 de agosto de 2010

Vidas paralelas

Nuestra conducta en el mundo virtual, al igual que en el real, tiene  consecuencia.  Muchos no se percatan de ello hasta que es ya muy tarde y se ven involucrados en situaciones embarazosas o simplemente fastidiosas.

Estoy convencida de que debe existir cierto nivel de armonía entre nuestra vida real y la virtual. Quizás piensen que es una declaración un tanto exagerada, pero yo no lo creo. A mí me basta con echar un vistazo a la página de alguien para formularme una muy idea de quién es la persona. Tomemos a Facebook como ejemplo. No sé si sólo me pasa a mí, pero en ocasiones he sentido vergüenza ajena al visitar los murales de algunas personas. Tal vez haya algo de prejuicio en lo que acabo de decir, pero, para mí una página virtual nos ofrece una ventana al alma de su dueño.

Soy cuidadosa con mi página de Facebook. Entre mis amigos coexisten armoniosamente antiguos estudiantes, compañeros de clases, profesores universitarios, colegas, lectores de este blog, entre otros. No cuelgo nada allí que no compartiría con mis estudiantes, con mis padres o con mis empleadores. Creo que es importante que haya cierta congruencia entre el mundo virtual y real. La idea no es que estemos de acuerdo necesariamente, sino que puedan recriminarme nada de lo que allí existe.

Tengo una cierta etiqueta muy mía, y que no espero que nadie comparta, a menos que se trate de mi muro. Por ejemplo, no hace mucho tiempo una señorita, a la que conozco en persona, empezó a insultar a otra amiga en mi muro -por rencillas que nada tenían que ver conmigo. Inmediatamente le advertí que yo no aceptaba ese tipo de conducta en mi muro. La niña se enojó y me retiro su amistad. Y, yo feliz, pues ella no contribuía nada a mi experiencia en Facebook, por el contrario le restaba bastante por su conducta.

Uno de los peores errores que cometen muchos es exponer su vida sentimental en FB. A ver, creo que si existe una relación formal no tiene nada de malo, sin embargo, si no es así, lo mejor es no exponerse. Para mí llevar una pareja a mi página de Facebook es el equivalente virtual de llevar a alguien a casa de mis padres. No es algo que yo me tomo a la ligera.

¿Qué pasa si se está empezando a conocer a alguien, y uno se apresura a presentarlo en sociedad virtual, y al poco tiempo uno se da cuenta de que la persona no es quien uno creía y trata de alejarse?  Si es una persona normal, no pasa nada, pero si es un psicópata, nos habremos buscado un tremendo lío, ya que tendremos un enfermo infiltrado en nuestro círculo social virtual... ¿Imaginan lo que pasará cuando se intente tener otra relación?

Es conveniente tratar nuestras páginas virtuales como una extensión de nosotros mismos, usar el sentido común, y ser muy cuidadosos con nuestras relaciones personales y laborales. Es una realidad innegable que en la Era de Google nuestra vida virtual es una extensión no autorizada de nuestro curriculum vitae, nos guste o no.

Imagen vía Cartforge

sábado, 28 de agosto de 2010

Aguas profundas

Me dejé llevar de la mano hasta aguas profundas, y sin poner ninguna resistencia... Desestimé  mi falta de destrezas en el agua. De pronto, y sin advertencia, la mano amiga se escabulló, se disolvió en el agua... Me quedé sola en medio del vasto océano, y entonces, por primera vez, sentí miedo de ahogarme.

Debo confesar que lo que acabo de contar no ocurrió... excepto la sensación de abandono y mi miedo a no poder nadar, a solas, en aguas tan profundas.

Drowining, Nancy Wait

viernes, 27 de agosto de 2010

¿Abandonar mi Planeta? Jamás

Aunque no ande por aquí les aseguro que no he dejado mi planeta. Las razones  de mi ausencia son varias, pero, ¿para qué aburrirlos con ellas? No tiene caso. Extraño escribir, y les echo de menos. He estado muy ocupada viviendo y creciendo como ser humano.

Al nivel intelectual he estado escribiendo artículos académicos que yo considero interesantes. Me gustaría tratar de publicar algunos de ellos. Si se publican algunos de ellos les paso el dato para los que estén interesados en leer mis observaciones sobre literatura.

Ando en varios proyectos que me tienen muy contenta. Por otra parte, he vuelto a hacer las paces con Twitter. Ya estoy de vuelta en Twitter después de una larga ausencia. Había borrado mi cuenta, y ahora he abierto otra. Si les interesa pueden seguirme en https://twitter.com/sonjatejada. No hago nada espectacular allí, aunque sigo a varias personas que si lo hacen.
.

miércoles, 11 de agosto de 2010

jueves, 5 de agosto de 2010

La mayoría nunca tiene la razón

Siempre he creído que la mayoría no siempre tiene la razón. El poner propuestas de leyes en manos de los votantes para mi es un error.

Las leyes deber ser hechas por los legisladores. Poner la decisión de si un los homosexuales deben o no casar en manos de los votantes, es darles cabida sus prejuicios. Los votantes están influidos por sus creencias religiosas y principios, y éstos no siempre están alineados con la constitución.

Los votantes de California se equivocaron con la proposición número 8.  Se me hace tan irónico que la ley haya sido aprobada, mayormente, por distritos minoritarios, cuyos miembros han sido víctima de discriminación. ¿Tiene eso algún sentido?¿Cómo es posible que quieran perpetuar el odio y la discriminación cuando han vivido sus consecuencias?

El juez Vaughn R. Walker anuló la propuesta de ley número 8 que prohibía el matrimonio entre homosexuales. La decisión del juez nos acerca un poco más a la posible anulación de leyes similares en otros estados. El debate sobre la definición de  "matrimonio" será ahora en el Tribunal Supremo. Será un caso difícil ya que tanto la corte como el país están divididos sobre este tema.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Equilibrio

No puedo vivir sin espacio para hacer lo que me gusta. Pasé unos días entre familiares, y los pasé de lo mejor. Sin embargo, a ratos me encontraba deseando unos minutos de silencio, de soledad que me permitieran escribir, meditar, pensar, leer o simplemente ser o estar.

La sensación de estar rodeada de gente todo el tiempo me asfixia. Anoche al llegar a casa, sentí la paz que se siente al entrar en un santuario. Me sentí feliz y sumamente tranquila, rodeada de mis cosas, mi cama, mis libros. No hay nada más placentero que disponer del silencio necesario para estar en contacto conmigo misma y poner mi mundo en orden.

La compañía es una forma de evasión, deseada o involuntaria. El reto para mí siempre ha sido encontrar ese perfecto equilibro entre la soledad y la compañía. No me ha sido fácil lograrlo. Casi siempre pareciera que tengo que sacrificar una en pro de la otra. ¿Es acaso tan demencial lo que quiero?

martes, 3 de agosto de 2010

Viajeros

Viajé 458 millas por carretera para conocer a esta personita. Ella es Hannah. Pasé unos días muy contenta. Disfrutaba verla aclimatándose a su nuevo universo, e ir aprendiendo a sobrevivir su primer exilio.

Al observar a Hannah se me ocurrió que el nacimiento es un proceso de emigración e inmigración. Dejamos  un mundo conocido, en el que nos sentimos seguros, por otro desconocido. Pareciera que al nacer pasamos por todos los procesos traumatizantes que atraviesa un inmigrante en el proceso de ser trasplantado a una nueva tierra: viaje, choques, procesos de rechazo, posterior adaptación e integración al nuevo entorno.

Los primeros días son los más difíciles de sobrellevar. Al pasar el tiempo, tanto el recién nacido como el trasplantado se van abriendo camino hasta acostumbrarse.  Los traumas del viaje, ya sean,  físicos o  espirituales, muchas veces nos marcan. En lo personal aún batallo con los traumas de la inmigración. Y, la pequeña Hannah todavía no se recupera de un cefalohematoma  que sufrió a consecuencia de la suya.

Hannah día tras día va extrañando menos su antiguo escondite, y yo a penas recuerdo el mío. El nuevo es aplastante, y se impone con bríos. El anterior se va desfigurando tras una cortina de olvido.

jueves, 29 de julio de 2010

Boulevard Of Broken Dreams -GD



I walk a lonely road
The only one that I have ever known
Don't know where it goes
But it's home to me and I walk alone

I walk this empty street
On the boulevard of broken dreams
Where the city sleeps
And I'm the only one and I walk alone
I walk alone I walk alone
I walk alone I walk a-

My shadow's the only one that walks beside me
My shallow heart's the only thing that's beating
Sometimes I wish someone out there will find me
'Till then I walk alone

I'm walking down the line
That divides me somewhere in my mind
On the border line of the edge
And where I walk alone

Read between the lines
What's fucked up and everything's all right
Check my vital signs to know I'm still alive
And I walk alone

I walk alone I walk alone
I walk alone I walk a-

My shadow's the only one that walks beside me
My shallow heart's the only thing that's beating
Sometimes I wish someone out there will find me
'Till then I walk alone

I walk this empty street
On the boulevard of broken dreams
Where the city sleeps
And I'm the only one and I walk a-

My shadow's the only one that walks beside me
My shallow heart's the only thing that's beating
Sometimes I wish someone out there will find me
'Till then I walk alone

This is exactly how I feel today. I love Green Day.

miércoles, 28 de julio de 2010

SB1070


Actualización: 
Una jueza federal boqueó la medida más controversial de la ley SB1070.¡Enhorabuena! :-)

Mañana 29 de julio de 2010 entra en vigor la ley SB1070 en Arizona. Es éste un día trágico para las libertades civiles en los Estados Unidos. La SB1070 institucionaliza la xenofobia, y permite que se persiga a un grupo de ciudadanos por el color de su piel.

La  SB1070 tendrá gran repercusión a través de todo el país, ya que de algún modo, legitimiza el odio racial, permite que la policía acose a determinado grupo minoritario, y  contribuye al sentimiento anti inmigrantes que existe en el país.

Es lamentable que una ley discriminatoria, como la SB1070 ,esté apunto de entrar en efecto en el siglo XXI. No hemos aprendido nada sobre las consecuencias de la discriminación sistemática en contra de  grupos minoritarios.

Es como si no supiéramos de la devastación que leyes de esta índole pueden causar. La historia nos ofrece muchísimos ejemplos: el Holocausto, la esclavitud negra, la segregación, los campos de concentración para japoneses en los cuarenta, etc. Y, sin embargo, pareciera que esos funestos episodios no nos han enseñado, absolutamente, nada.

Una vez más se busca con movimientos tácticos violar la ley máxima de la Nación para institucionalizar la xenofobia y la discriminación. Los promotores de la SB1070 no se dan cuenta de que con esta ley, a largo plazo, se atenta contra los principios básicos de la fundación de los Estados Unidos. Si se limitan  los derechos a un grupo determinado, todos salimos perdiendo.

Otro post sobre el tema aquí

Foto vía Daily Kos

lunes, 26 de julio de 2010

Imperfecciones

Para establecer relaciones saludables tenemos que rodearnos de personas cuyas "deficiencias" sean compatibles con las nuestras.  No es la perfección lo que logra ese balance que nos permite compartir nuestro espacio, sino el nivel de tolerancia que podemos lograr ante ciertas manías ajenas, y viceversa.

Se trata de desarrollar una acierta complicidad en sabernos perfectamente imperfectos, pero,  a pesar de ello querer mantener la relación. A la hora de pasar balance, el nivel de irritación que produce esta persona en nosotros es mucho menor que los momentos de placer que nos proporciona su compañía. Si la ecuación se invierte hay problemas.

Si la relación se torna en una batalla porque ambas partes no logran armonizar sus imperfecciones, tal vez, sea mejor poner distancia. No vale la pena pasarse la vida tratando de ponerse de acuerdo cuando los choques se dan porque ninguno de los dos puede soportar las imperfecciones del otro. En ese caso es mejor empacar nuestras imperfecciones y seguir nuestro camino.

viernes, 23 de julio de 2010

viernes, 16 de julio de 2010

Argentina en el club de los diez

Argentina se convirtió ayer en el primer país de América Latina en garantizar los mismos derechos a los cónyuges sin reparar en su orientación sexual.

Bravo por Argentina en unirse a Bélgica, Canadá, España, Islandia, los Países Bajos, Noruega, Portugal, Sudáfrica y Suecia en reconocer que la orientación de un individuo no debe determinar si se puede o no casar. Los homosexuales ya pueden contraer matrimonio -si así lo quieren- en cualquier punto del país y sin ningún tipo de restricciones.

Argentina dio un paso gigantesco hacia la inclusión y la igualdad entre los ciudadanos. Estoy feliz de que los legisladores de la República de Argentina hayan ignorado los argumentos religiosos, y  la  gran campaña que montó la Iglesia Católica para evitar que la ley se aprobará.  Así debe ser, los religiosos deben preocuparse por su Iglesia, y de una vez y por todas, abstenerse de sabotear cualquier propuesta de ley que vaya en contra de su doctrina.

No entiendo porque es tan difícil de entender eso. Los no creyentes no van a la iglesia a decidir lo que  los feligreses deben hacer. Sería increíblemente placentero ver más países mantener a la Iglesia y la Biblia fuera del poder legislativo.  Las naciones laicas deben garantizar los derechos de todos sus ciudadanos sin tener en consideración la opinión de la Iglesia.¡Ya basta! ¿Qué tal si en vez de decidir sobre el destino del país, se concentran en resolver sus propios baches? Esa sería una energía mejor invertida, me parece.

jueves, 15 de julio de 2010

¡No se oye, papá!

Acabo de descubrir que lo único peor que hablar con mi mamá de sexo, es que el interlocutor sea mi padre. ¿Será que los padres no entienden que para los hijos ellos son seres totalmente asexuales? La única vez que les fue permitido ese privilegio fue en el momento de nuestra concepción.¡Nada más! Por eso, hoy cuando mi padre hizo un comentario que tenía un levísimo matiz sexual, me escuché diciéndole: "Qué dijiste, no se escucha bien. Hay muchísimo ruido, te llamó más tarde."

miércoles, 14 de julio de 2010

Sin restricción de filtro social

Abrí la puerta y entré. Me dirigí  la recepción, di mi nombre, y pagué la cuenta. Había pocas personas en la sala, con una mirada recta me percaté de dos señoras que estaban sentadas al fondo, muy cerquita de sus hijos. No miré hacia las periferias. Se empezó a  escuchar una voz que repetía incesantemente "She just took a shower."  Me llamó la atención el no escuchar ninguna respuesta al mensaje emitido por el hablante.

Los trámites con la recepcionista fueron breves. Me di media vuelta, y me dispuse a sentarme. Al girarme, choqué con unos ojos sumergidos bajo un montaña de arrugas, unos labios surcados por los años y que repetían sin cesar la misma frase desde hacía cinco minutos "She just took a shower."  Vi un bastón que se movía intranquilo, siguiendo los caprichosos movimientos del anciano. Y, ahí estaba él, ocupando un lugar en el espacio, solo, ajeno a casi todo, y con la  mente perdida en el tiempo.

Era cierto, yo acababa de salir de la ducha, los rizos destilaban agua, y aún llevaba conmigo el suave olor de mi jabón de  manzanilla y lavanda. Me senté a su lado. Lo miré a los ojos y le dije "sí abuelo, acabó de tomar una ducha." El sonrió, y pude leer  un "lo sabía" en sus ojos. Y, así sin más,  se escabulló en  la bruma de sus pensamientos. Pasé a ver el dentista, y cuando salí el abuelito ya no estaba.

viernes, 9 de julio de 2010

Paradoja

Es cierto que hay preguntas que no tienen respuestas. Del mismo modo, hay respuestas para las que aún no se han formulado las preguntas.

jueves, 8 de julio de 2010

El hábito de leer

Todos les huimos a la rutina, pero ésta no siempre es mala. Hace más o menos dos años que todos los jueves son de lectura en mi clase de español avanzado. Ese día no hay gramática ni ejercicios que deban hacerse a la par. Nada de eso. Ese día es para que cada quien lea cuánto y cómo quiera. Les asigno algún ejercicio que hacer, y uno que otro proyecto del libro, pero lo que más interesa es que lean.

No se trata de ir leyendo a caballo. Se trata de leer en el idioma que se estudia y hacer el esfuerzo por entender un material que no ha sido pensado para estudiantes de un segundo, o tercer idioma, sino para  hispano-parlantes. El poder leer estos libros los hace sentir más confianza en sí mismos. Además, es un buen indicador para demostrarles cuánto han aprendido. Por eso, tienen mucho más éxito en esta que en otras áreas más estructuradas.  esta actividad no está supeditada a exámenes ni a los típicos medios de medir su rendimiento académico . Las evaluaciones son generadas por ellos mismos siguiendo los parámetros que les doy.

El otro día cancelé El jueves de lectura por un día normal de clase, y casi se me arma. Estoy consciente de que no es tanto la lectura lo que les atrae del jueves, sino la libertad y el sentirse en control de lo que hacen por 40 minutos. A mí no me molesta que sea así, porque sé que esa actividad ejercita el funcionamiento de otras áreas del cerebro no estimulada por  el factor visual al que tan bien responde la generación milenio.

Traigo esta anécdota a colación porque el otro día una amiga se quejaba de que su hija no quería leer. Ella piensa que la lectura es algo que viene programado en el cerebro de los niños, pero no siempre es así. El gusto por la lectura es un hábito que hay que condicionar y desarrollar. No basta con decirles a los niños "lean." Hay que contribuir a crear un ambiente que los incentive a leer. Para empezar, en casa de mi amiga no hay libros a la vista, jamás llevan los niños a la biblioteca, ni hacen a los niños partícipes del proceso de selección del libro a leer.

Pienso que hay que demostrar con acciones la conducta que pretendemos enseñarles a los niños. En mi caso, propicio el momento para leer, les permito leer lo que quieran, y también soy participante activo de El jueves de lectura. Leo con ellos y  comparto mis impresiones del libro cuando ellos discuten los suyos.

A propósito de mis estudiantes, hoy recibí sus notas en el examen de español AP. De los dieciocho que tomaron el examen catorce sacaron notas sobresalientes -4 & 5. Recibí una linda cartita de mi jefa felicitándome por el éxito de mis estudiantes.

miércoles, 7 de julio de 2010

Un cuarto de siglo o una eternidad

Ha sido un día de muchas emociones, lleno de nostalgia y de fantasmas. Pasé el día con mi mamá. Estaba contenta de pasar tiempo con ella. Lo pasamos muy bien hasta que trajo a colación mi estado civil. Adoro a mi mamá, pero somos dos mujeres separadas por un cuarto de siglo, y con distintas visiones del mundo.

Mi mamá es una mujer muy tradicional. Para cuando tenía mi edad, ya había tenido sus hijos. Lo que le ha dado el derecho de cuestionarme por haber elegido otra camino para mí.  A mí me fastidian sus comentarios, y sé que detrás de ellos yace un miedo inconfeso: ella piensa que se  me va haciendo tarde para formar una familia.

Hoy volvió hablar de nietos, o mejor dicho de unos hijos míos que ella tiene más empeño en conocer que yo misma. Me dijo que no quiere morirse y dejarme sola en el mundo. Al leer esto, usted podría pensar que ella está exhalando sus últimos suspiro en este mundo. No es así. Es una mujer joven aún, y de muy buena salud. Así que eso de "dejarme sola" es mucho drama, aunque acepto que tiene las mejores de las intenciones.

Mi mamá no siempre sabe lo doloroso de sus comentarios y lo punzante de sus palabras. A veces dice cosas que van directo a alguna área sensible de mi alma. Su comentario de hoy fue un dardo que me cortó la respiración por unos segundos. Al verme jugar con mi gato, me preguntó que si quería a Coco, y le contesté que por supuesto que yo lo adoro. Al escuchar mi respuesta se sintió lista para dar su sentencia "Tú le da tanto cariño a Coco porque no tienes a quien querer." Traducción que yo le doy a mi mascota el amor que no puedo darle al esposo y los hijos que no tengo. 

Si fuera por mi madre yo aún estaría atada a mi antigua relación y tendría un par de hijos. De acuerdo con ella, todo estaba bien entre mi pareja y yo, y él era un hombre excelente, y la verdad lo era, pero no era para mí, no estaba contenta. Mi mamá no conoce  mis necesidades como ser humano. Desconoce lo que me hace feliz, lo que me hace sonreír ni lo que me hace llorar. Para ella sería más fácil verme acompañada aunque en mi interior yo estuviera vacía. No entiende que a pesar de que en momentos como este me siento sola, y me hace falta el cariño y la comprensión de una pareja, no estoy dispuesta a estar en una relación que no aporte nada a mi mundo interior.

En momentos en que surgen estos conflictos con mi mamá me veo a año luces de ella, y me doy cuenta de que un cuarto de siglo es toda una eternidad.

miércoles, 30 de junio de 2010

Una mañana de verano

Esta mañana he despertado temprano. Por la ventana se escurren los rayos del sol que hacen blanco en mis pupilas y me recargan de energía. Me tendí sobre el sofá con la laptop sobre el abdomen, apoyada por el ángulo de 90 grados  formado las piernas  y el torso. Al alcance de los dedos está mi BlackBerry, y el libro que actualmente leo: Tinkers.

Salto de un lado a otro por Internet y me estaciono en The New York Times. He estado dándole seguimiento a la detención de los supuestos espías rusos. Esta historia me transporta a la época de la Guerra Fría, a la que me he acercado, más que nada, a través de la ficción. Quizás por eso, esta historia tiene un aire de irrealidad para mí. Es como leer una novela de espionaje fuera de tiempo y espacio.

No puedo evitar mi naturaleza escéptica. Hay algo que no sé, no logra convencerme del todo en esta historia. Es posible que sea yo, y que sea como nos han contado, pero no sé, se me hace difícil creerle a la C.I.A. después de su largo historial, en más de una ocasión, cuestionable.

Pero no es de espías ni de la C.I.A. que quiero escribir, sino de lo mucho que me gusta empezar el día con esta rutina. Un día regular a esta hora ya he enseñado una clase, y aún no son las ocho de la mañana. Estoy harta de madrugar, bueno no, de madrugar no, sino de tener que salir disparada de la casa antes de que suba el sol.

Madrugar no es el problema, la verdad. Hoy he madrugado, pero no porque que tuviera que estar en ningún lugar, sino porque me gusta oler el aroma del café, mezclado con el del rocío de la mañana, y sentirlo deslizarse por mi paladar sin prisa, acompañándolo con la lectura -digital o impresa-, bañarme de sol tendida sobre el sofá, y  sentir que nadie me espera.

sábado, 19 de junio de 2010

Zakumi

¡Qué gran personalidad tiene Zakumi! ¡Qué seguridad! Y, qué decir de su lenguaje corporal: sencillamente espectacular.

Se me hace la mascota más mona de los mundiales que he visto, o por lo menos, la que a mí más me ha gustado. Me encanta su  pelo verde. ¿Será que Zakumi es algo Punk? ;-).

viernes, 18 de junio de 2010

Saramago

Es curioso nunca haya escrito un Post sobre Saramago. No lo haré hoy, tampoco. Este post es más sobre mí que sobre José Saramago. Me enteré de su muerte a través de un amigo, a quien tuve el placer de presentárselo, claro no en persona, sino a través de sus libros. Me agradeció el habérselo  presentado.

Mi primera reacción ante la noticia fue de sorpresa, luego estuve en paz, y me alegré por haber tenido el privilegio leerlo. Entendí que Saramago no ha muerto, sólo ha dejado el escenario. Los grandes escritores nunca mueren. Seguirá con nosotros cada vez que sucumbamos al encanto de sus palabras. Y,cuando nosotros no estemos, aún seguirá viviendo en la sonrisa complacida de quienes lo lean.

martes, 15 de junio de 2010

Traumas

Las heridas emocionales son invisibles para la vista, pero no por ello menos serias.  Identificar qué nos duele y por qué, es muy difícil. Es un proceso largo, produciendo tal cansancio que, a veces, se pierde la fe en una posible recuperación.

Aislar la fuente del dolor, aceptar su impacto en nuestra vida, y hacer un compromiso de sanar es agotador. El secreto, tal vez sea, no darnos por vencidos y aferrarnos a todo lo que nos sostenga de pie y nos ayude a seguir adelante.

lunes, 14 de junio de 2010

"Descubrimiento" en Afganistán

Esta mañana The New York Times reporta que se han “descubierto” grandes depósitos de minerales en Afganistán. Habrá quien crea que “grupo de expertos" en minería acaba de encontrarse con este tesoro escondido. Yo como buena escéptica pienso que el hecho de que esos expertos estuvieran presentes significa que ése es "un secreto" descubierto hace tiempo. Nada me sorprendería que fuera antes del siete de octubre de 2001.

Este hallazgo podría significar dos cosas: nos vamos acercando a la “verdad” sobre la necesaria y perpetua presencia de tropas estadounidensies en el país, y esta guerra se extenderá aún mucho más. ¿Adónde quedó la promesa de terminar la guerra del presidente Obama? Una guerra no termina llevando más soldados al frente de batallas como ha hecho el presidente.

El New York Times dice que Obama estaba "deseoso de buenas noticias provenientes de Afganistan." Esas serían excelentes noticias, si fuéramos a usar esos recursos para reestructurar el país y propiciar su desarrollo. El problema es que dudo mucho que eso ocurra: Afganistan seguiráa siendo tan pobre como siempre, excepto que ahora compañias extranjeras irán a enriquecerse mientras los que propulsarán sus ganancias ganarán una miseria.

Ya sabemos como terminará la obra cuando caiga el telón. Ni Afganistan ni su gente se beneciarán de estos depósitos mineros a largo plazo. Lamilias estadounidenses y afganas seguirán perdiendo a sus hijos, sacrificados como colderos. Y, nosotros los trabajadores seguiremos financiando ambas tragedias al pagar más y más impuestos cada día.

domingo, 13 de junio de 2010

La verdad es inextinguible

 "La verdad puede ocultarse, pero no extinguirse." Frank Lloyd Wright (1867-1959)

En el trasfondo repicaba un cuchillo sobre un madero o un mármol. Bajo su filo, triturado, algún preparativo para un suculento manjar, aderezado por una conversación amena entre dos futuros comensales, pero que había sido interrumpida por una llamada inoportuna.

Al otro lado de la línea telefónica, una mujer se debatía entre las dudas y lo desconocido.  Esa tarde, una fuerza ajena a ella, la impulsó a marcar el número de aquel hombre a quien jamás se había atrevido a llamar.

Entre los repiques del cuchillo, una aparente estática, un nombre equivocado, y un "nosotros" -que sonó a muchedumbre- deshicieron doce meses de silencio.

La conversación fue algo incomoda, tan distinta a todas las anteriores. Permeaban la superficialidad y la falsedad.  A una despedida apresurada siguió otra promesa que también sería rota.

El silencio se extendíó a través del desierto hasta alcanzar a ese ser sediento de escuchar esa verdad latente, que le carcomía el alma, y ahora sabía, nunca escucharía.

La isla bajo el mar

Isabel Allende es una escritora exitosa: vende libros como pocos y es prolífera como nadie. Su libro  La isla bajo el mar fue el libro que eligió leer mi club de lectores este mes.

Es un libro fácil de leer, pero no acaba de convencerme. No me hace sentir nada. Me cuesta continuar la lectura. Apenas llevo unas cuarentas páginas, y debo haberlo terminado para el próximo domingo 20 cuando me reúna con los demás lectores.

Estoy acostumbrada a leer libros que no me apetecen para la universidad, pero cuando leo por placer me gusta sentirme totalmente seducida. Hasta ahora no me ha provocado la menor emoción. Ojalá que en las próximas páginas se anime a engancharme.

sábado, 12 de junio de 2010

La voz de mi papá

Entró una llamada de un número anónimo y sin pensarlo contesté. Era mi papá. Escuché su voz por primera vez en dos meses, y sentí que el piso se movía bajo mis pies.

La llamada fue breve, pero fue suficiente para recordarme lo importante que es mi padre para mí. Casi no nos dijimos nada. Me preguntó cómo estaba, le dije que bien. Rápidamente, pasamos al tema por el cual me había llamado: el viaje de una tía a quien debía recoger en el aeropuerto. No disponía de la información que él necesitaba así que quedé de llamarlo más tarde.

No hablamos de los acontecimientos de los últimos meses por los que yo he estado distante con él. Es muy probable que nunca lo hagamos. Así es mi padre...

domingo, 6 de junio de 2010

Una sorpresa que salió mal

Pensé en la sorpresa que le daría, ajena a que la sorprendida sería yo. Era tarde. Había sido una noche de juerga con amigos por varios lugares de Manhattan. Al final de la noche se me ocurrió lo maravilloso que sería pasar a verlo. Su casa me quedaba mucho más cerca que la mía.

Lo llamé y no contestó el teléfono. No pensé mucho de ello, me dije que era tarde y que probablemente dormía. Habíamos hablado hacía unas horas, y él estaba en casa, y me había dicho que no saldría. Salí del bar donde estaba. Cogí el tren hacia su casa. No sé que problema había que hizo su última parada antes de que yo llegara a mi destino. Salí de la estación. Subí a un taxi. Volví a llamarlo pero no contestó. Tenía el sueño pesado, ha de estar rendido, pensé. Yo tenía llave de la casa, pero se me habían quedado en casa.

Al llegar, toqué la puerta y nadie abrió. Un instante más tarde salió un hombre que llevaba un cigarrillo en la mano. Aproveché la oportunidad y entré. Tomé el ascensor hasta el sexto piso.Toqué el timbre, sin sospechar lo que estaba a punto de descubrir. Abrió la puerta y vi la cara de un fantasma. Estaba cubierta completamente de ceniza.

¿Qué te pasa porque no contestaste el celular ni abriste la puerta si estabas despierto? Pensé que estabas profundamente dormido. "No estoy solo" -lo escuché decir. Hice un gran esfuerzo por mantener la compostura. Un frío inmenso me crispó los huesos de pie a cabeza. Se abrió la puerta del baño y vi aparecer a una mujer que nada tenía que ver conmigo. La reconocí de inmediato, era una amiga suya de toda la vida. Me saludó y le contesté cortésmente. Hacía un gran esfuerzo por aparentar que no pasaba nada. Nuestra relación había terminado hacía tiempo, y era de mutuo acuerdo vernos cuando alguno de los dos lo deseaba, porque ambos seguíamos solteros. Nada más.Esa noche descubrí que la situación era más compleja de lo que yo había creído. Descubrí tantas cosas sobre mí, y sobre esa relación  que había devenido en clandestina.

Me pidió que esperara un  momento que la acompañaría a tomar un taxi. Era tarde. Le aseguré que no había ningún problema. Cerro la puerta y salieron. Las piernas se me balanceaban por su cuenta, me arrimé al borde de la cama, y me dejé caer. Saqué el teléfono de la cartera, y pedí un taxi. Le pedí que me esperara a dos cuadras. No quería que me viera salir, no quería hablar de lo ocurrido. Salí por la puerta de atrás y me fui a casa. Cuando volvió encontró la puerta abierta. Me llamó y le dije que no quería hablar pero que todo estaba bien.

El camino a casa fue más largo y lento que de costumbre. Ya en casa, metí la llave en la cerradura, la giré y abrí la puerta. A unos pocos pasos tiré la cartera,  solté los zapatos aún de pie, sin dejar de caminar, me metí en la cama con ropa y maquillaje, hundí la cara en la almohada, y lloré hasta que el sueño me venció.

Esto ocurrió hace mucho tiempo ya, pero hoy sentí la necesidad de contarlo por primera vez.

sábado, 5 de junio de 2010

Con Silvio en el Carnegie Hall

De un tiempo a esta parte el cuatro de junio se ha convertido en un día especial. Me han ocurrido cosas maravillosas -otras horribles- en esta fecha, y la verdad por pura casualidad.

Sólo quiero recordar lo bonito, lo feo no me interesa revivirlo. El año pasado iba rumbo a Madrid al encuentro de lo que sería un maravilloso  fin de semana. Un año más tarde las circunstancias que lo rodeaban han cambiado, pero, aún así, sigue siendo un momento memorable de mi vida.

Este año Silvio Rodríguez me regaló un concierto espectacular... Se puede estar de acuerdo o no con la ideología de Silvio,  pero con su música, casi todos estamos de acuerdo en que es genial . Me llamó poderosamente la atención el conglomerado de generaciones, culturas, y razas que se dio cita en su concierto.

Fue verdaderamente un concierto impresionante. Ojalá mañana tenga ganas de escribir una reseña, si es así, la compartiré con ustedes, de lo contrario, vivirá conmigo, en el lugar donde guardo las cosas queridas.

jueves, 3 de junio de 2010

Juegos de niñas

Me quedé observando a una mujer que caminaba delante de mí. Llevaba un bebé en un cochecito, y dos niñas de unos siete u ocho años. Las niñas, al igual que mamá, también iban empujando los chochecitos de sus muñecas.  Me pregunto qué efecto puede tener este tipo de "entrenamiento" en las niñas. No puedo evitar preguntarme, ¿qué pasaría si les diéramos opciones al jugar? ¿Veríamos más mujeres en campos aún dominados por hombres, si en vez de jugar a ser madres, jugaran a ser científicos, ingenieros, o astronautas?

La escena me retorció el hígado. No porque tenga nada de malo ser madre, sino porque creo que semejante entrenamiento limita las opciones de las niñas. Creo que sería revelador si  las madres hicieran un esfuerzo consciente de exponer a sus hijas a otros tipos de juegos.  ¿Por qué no darles opciones al jugar?

Los padres deberían ser los responsables de ofrecerles oportunidades a sus hijas, de exponerlas a lo que la vida les puede ofrecer. Si de adultas deciden hacer un papel tradicionalmente femenino, me parece bien, pero que sea una verdadera elección, no una coartada.

Las mujeres son las primeras en quejarse de las desigualdades entre géneros, sin embargo, juegan un papel preponderante en perpetuar el statuo quo. ¡Vaya ironía!

martes, 1 de junio de 2010

El silencio es una forma de complicidad

  "You are not only responsible for what you say, but also for what you do not say." Marin Luther King, Jr.

El escuchar a Obama quedarse corto en denunciar el acto de guerra perpetrado por Israel en contra de civiles ayer, me embarga de un sentimiento de impotencia y de culpabilidad.  Son armas estadounidenses las que segaron la vida de esos activistas, armas hechas por estadounidenses y financiadas por nuestros impuestos.

Para nadie es un secreto que Israel ha recibido millones de dólares en ayuda de los Estados Unidos desde su fundación en 1948. La cifra es astrónomica y la mayoría de estadounidense no se dan por enterados, y otros piensan que es la obligación de  los Estados Unidos proteger a Israel. ¿Será suficiente algún día? ¿Llegará el día en que cuestionemos el papel que juegan nuestros impuestos en esta guerra absurda y perpetua?

El presidente Obama se lava las manos diciendo que no puede condenar las acciones de Israel sin evaluar todos los hechos. ¿Cuáles hechos? Nada justifica el ataque de Israel en aguas internacionales a una flotilla de activistas. Esas es la verdad, pero Washington jamás lo dirá con esas palabras, porque hay demasiado en juego. No es políticamente beneficioso que Obama cuestione las acciones de su gran aliado en el oriente medio. ¡Qué maldita farsa es todo esto! Nuestra sociedad está orientada por lo políticamente correcto, y en el proceso hemos perdido el sentido del bien y el mal. ¿Cómo hemos llegado al punto de justificar la matanza de civiles?

Estoy de acuerdo en que Israel tiene derecho a existir y a defenderse, pero lo que ocurrió ayer no fue un acto de defensa, sino un acto de guerra en contra de civiles, y debería ser denunciado por ambos bandos del conflicto israelí-palestino. Por otra parte,  es hora de que los estadounidenses comiencen a cuestionar la ayuda sin límites que le da nuestro gobierno a Israel.

domingo, 30 de mayo de 2010

"An American Idiot"

Iré a ver el musical "An American Idiot."  El musical está basado en el album del mismo nombre de Green Day.  "An American Idiot" salió al mercado en septiembre de 2004, y capta el descontento y frustración ante el estatus quo de la sociedad estadounidense durante el primer mandato de George. W. Bush. El tema principal nos recuerda el estado de histeria y paranoia creado por los medios de comunicación y su papel instrumental en lograr que las masas justificaran lo injustificable: la guerra de Iraq.

Don't want to be an American idiot.
One nation controlled by the media.
Information age of hysteria.
It's calling out to idiot America.
(An American Idiot, GD).

Las reseñas sobre el musical han sido mixtas. Iré a verlo abierta a todas las posibilidades, y dispuesta a dejarme seducir por su personaje principal, "The Jesus of Suburbia". Espero me haga sentir su angustia, y me lleve de la mano a través de su viaje redentor al abandonar la seguridad suburbana en la que siempre ha vivido.

Foto vía The Faster Times

viernes, 28 de mayo de 2010

Mutluluk (Bliss)


Matluluk (Bliss) está ambientada entre un pueblo remoto de Turquía y Estambul. La protagonista es Meryem, una joven de diecisiete, que ha sido víctima de una violación. Según la tradición del pueblo, Meryem debe morir para restituir el honor de la familia. Sin embargo, su destino da un giro cuando su historia se entrelaza con la de Cemal, un joven recién egresado del ejercito,  y la de Irfan, un antiguo profesor universitario.

La trama se desarrolla entorno a estas tres vidas abriéndose paso en una sociedad rígida, en la que las tradiciones están por encima de la libertad individual . El film establece el contraste entre la modernidad de la ciudad y el tradicionalismo del pueblo -donde el honor de toda una estirpe aún se mide por la castidad de sus mujeres.

Descubrí está película por casualidad. El guión es fascinante, la actuación impecable y la cinematografía a pedir de boca.  Es una historia sobre la supervivencia del espíritu humano. Es una de esas películas que se me suelen quedar enredadas en el estomago, o atragantada en la garganta como una daga fría. Me encantó. Es una joya, una hermosa creación.

La foto la encontré aquí

lunes, 24 de mayo de 2010

Mucho gusto, Sr. Holter

El Dr. me informó que debía llevar un monitor holter por 24 horas, para determinar el porqué de los latidos anormales (irregulares) de mi corazón.

Ojalá que el Sr. Holter mantenga nuestra relación a nivel profesional, y utilice, únicamente, datos físicos en su análisis -como ha prometido. Es preciso que ignoré toda actividad sentimental, que allí se albergue, de lo contrario, sus resultados están destinados a ser catastróficos, ja, ja!

Imagen vía Wikipedia

domingo, 23 de mayo de 2010

Once lunas

Cierro los ojos y me veo en los tuyos bajo el peso de mi cuerpo.  Siento tus manos tibias sobre mi piel, y te escucho susurrarme un “te amo.” Tu voz, enredada al oído, se convirtió en eco, y  aún ondula en esta  ausencia de once lunas…

viernes, 21 de mayo de 2010

Víctima de su propia arrogancia

Hay personas que se creen perfectas. Ellos jamás cometerían un error. Si algo sale mal, jamás podrían ser los responsables, porque nunca cometen errores. Amparados en esa prepotencia y falsa imagen de sí mismos, van por la vida insultando, acusando y tomando la mínima oportunidad para empequeñecer al otro.

Un día cualquiera se extravía un documento que estaba en  posesión de la señora perfecta -o el señor perfecto. En vez  de pensar que, tal vez, lo ha puesto en otro lugar, por error o descuido, empieza una cruzada para probar que el responsable es la última persona que recuerda haber tenido el documento. La defensa o explicaciones de la persona no tienen ningún valor ya que es claro que la acusadora es incapaz de equivocarse.

Ahora se está ante un conflicto en el que sólo existe la palabra del acusador frente a la palabra del acusado. No importa que el acusado tenga un testigo que corrobore su versión de la historia: el documento le fue entregado a la acusadora y que ésta nunca se lo devolvió a quien le imputa haberlo perdido. La frustración del acusado radica en que se trata de una persona que no concibe la idea de que tal vez, sea la responsable del extravío del documento.

Unos minutos más tarde, Mrs. Perfect descubre que en realidad se equivocó, que el acusado era inocente de lo que se le imputaba. Una persona equilibrada usaría la oportunidad para disculparse y mostrarse verdaderamente arrepentida por los insultos y por su  conducta y denigrante hacia la otra persona. ¡No, qué va! Por el contrario,  continúa buscando faltas ajenas en vez de aceptar su propio error y de que sus ataques eran totalmente infundados..

jueves, 20 de mayo de 2010

Incomprensión

Suele decirse de la gente que se cae bien que tienen "buena química". Y, en efecto, la palabra "química," en una de sus acepciones, se refiere a una "Relación de peculiar entendimiento o compenetración que se establece entre dos o más personas." Sin embargo, no siempre la "química" equivale a entendimiento. Tengo un amigo al que adoro. Es un ser humano maravilloso. Estoy convencida de que es mejor persona que yo. Es más servicial, mucho menos egoísta, más dispuesto a complacer a los demás, yo, la verdad, no siempre, soy más terca, más firmes en mis predilecciones. En este caso, muy a pesar de "la química," no logramos entendernos, y, por ello, terminamos siempre discutiendo.

Para mí el cariño no es suficiente, si la comunicación es inefectiva. Si no me importara tanto, hace tiempo que no fuéramos amigos. Francamente, el pelearme con mis amigos es algo que ni siquiera en la primaria hacía. Me parece ridículo e infantil. Los amigos están para quererse, apoyarse, divertirse, y hacerse la vida más llevadera.  No me gustan la frustración y el estrés que me causan las discusiones por malentendidos o simples tonterías. 

La cuestión es que en estos dos años de amistad he tenido más discusiones con él que con ninguna otra persona. Me gusta ser franca con mis amigos,  si algo no me gusta se lo digo y ya, no pasa nada. Me gusta que mis amigos sean sinceros también. Pero con él es muy difícil. Pareciera que  tenemos fueros interiores muy distintos, y opiniones diametralmente opuesta sobre lo que es una buena comunicación

Algunas veces pienso, y estoy segura de que él también, que sería más fácil terminar nuestra amistad; sin embargo, le tengo mucho cariño, le agradezco su apoyo en momentos difíciles, me he reído mucho con él, tenemos bastantes afinidades y por ello, nos gusta hacer actividades juntos. Y sin embargo, los choques son frecuentes,  lo que me hace concluir que nuestra comunicación es inefectiva.

A él se le hacen innecesarias mis palabras, para él la conversación debe ser más implícita que explicita. Yo no estoy de acuerdo, hay gente con quien se logra ese tipo de intimidad, pero no es la norma. La mayoría de los mortales necesitamos valernos de las palabras para expresarnos y hacernos entender. Creo que el callar y pensar que el otro puede "intuir" lo que pensamos o queremos decir lleva a  malentendidos. Ese es mi caso con él. Me imagino que preferiría que yo dijera menos y lo entendiera más, ¿pero cómo puedo yo no decir lo que pienso o saber lo que piensa si no me lo dice en una manera clara para que yo pueda entenderlo?

Y sí es cierto que la comunicación no es sólo verbal, pero es un buen comienzo para lograr establecer esa que pueda prescindir de ellas.

domingo, 2 de mayo de 2010

"How long does tomorrow last?"



"How long does tomorrow last?"
"An eternity and a Day"

Despedida

Si hubiera sabido que no volvería adentrarme en tus ojos infinitos, jamás habría cerrado los míos para disfrutarte y disfrutarlos una última vez. ¿Cómo podría haber adivinado yo, lo que tú ya sabías: que ese principio era tan sólo un final?

Me hubiera gustado anudar mis brazos a tu cuello, y besarte,  y despedirme con palabras, con las manos, con el alma, y mirarte de lejos, mientras desaparecía entre la gente... y dejar que me perdieras y te perdiera en la distancia, aunque siguiéramos unidos, tal vez, por las vivencias y los recuerdos.

 Imagen Despedida, vía Honestidad brutal

sábado, 1 de mayo de 2010

El charango símbolo del espíritu humano

El charango es un instrumento boliviano creado por los indígenas imitando la guitarra de los conquistadores.  Siempre me ha gustado la música producida por esta pequeñísima guitarra, que es capaz de reproducir los sonidos que emanan de los Andes, y sin embargo, jamás había indagado sobre su origen.

Ayer por casualidad descubrí un documental que se llama, precisamente, El charango. Es un filme complejo, que subraya los efectos del colonialismo en la población indígena y a la vez muestra la supervivencia del espíritu humano. El foco de El charango es la mina de Cerro Rico en Potosí, Bolivia. Esta mina es la mayor reserva de plata del mundo, y sigue operándose de la misma manera rudimentaria que se hacía en el siglo XVI. 

El documental incluye tomas del centro de la mina mientras los mineros trabajan, desafiando la dificultad que supone para los extranjeros respirar a una altura de 14.000 pies sobre el nivel del mar. Uno de los descubrimientos más sorprendentes es el de una deidad, que se encuentra en el mismo centro de la mina, a la cual los mineros llaman El Tío, y  le rinden culto, y le hacen ofrendas de tabaco y alcohol a cambio de salud y dinero. Mientras en la superficie se imponía el catolicismo, en el interior de la mina, los indígenas adoraban y aún siguen adorando a El tío.

El propósito del documental es mostrar la supervivencia del espíritu humano aun en las más desesperadas de las situaciones. A pesar de las condiciones inhumanas de las minas, y de la muerte de unos ocho millones de esclavos indígenas y africanos, el espíritu humano sobrevive. Un ejemplo tangible es que los indígenas fueron capaces de crear un instrumento imitando la guitarra española, a través del cual podían expresar sus penas y alegrías, y que siglos más tarde es símbolo de todo la región andina. Para la  construcción del charango, tradicionalmente, se usaba la concha de un armadillo. Uno de los indígenas entrevistados, explica que tras la  muerte el armadillo vive para siempre al reproducir el llanto de los Andes.

La yuxtaposición entre  las condiciones de trabajo en la mina de Cerro Rico y el nacimiento del charango se convierten en el tema central del filme. Pero, a pesar de que el director logra exitosamente su propósito, el final es un rotundo fracaso. Decide terminar el documental con el sacrificio de una llama, sin haber incluido en el filme nada que pudiera justificar tal sacrificio, lo que lo hace ver como gratuito, y deja al espectador sin entender el por qué de éste. No queda claro qué es lo que busca lograr el director con esta ultima escena.

La creación de un buen filme requiere la manipulación de elementos que funcionen a nivel consciente e inconsciente en el espectador. Todo debe tener un propósito en el desarrollo de la trama. Se debe ir creando un ambiente que nos lleve a un final, si no satisfactorio para el espectador, por lo menos justificable.Éste no es el caso en El charango, lo que es una verdadera lástima porque nos hace olvidar el buen trabajo que hace el director a lo largo del documental.

viernes, 30 de abril de 2010

Indecisión

Esta noche he sentido un miedo atroz de descubrirme sepultada bajo las arrugas sin haber hecho lo que más me gusta... Fue uno de esos momentos de gran lucidez, si se quiere...

Dejé lo que hacía, me puse de pie, y me encaminé hacia donde había un espejo. Ya frente a él,  me vi bella, radiante, joven, y sonreí aliviada, como quien despierta de una pesadilla.  Pero, cuando creí que había llegado la calma, surgió una voz de mi interior que inquiría, y a ti, ¿qué es lo que más te gusta?... Bajé la mirada, porque no pude contestarle.

sábado, 24 de abril de 2010

La nueva ley de Arizona y los derechos de todos

 "First they came for the Jews and I did not speak out - because I was not a Jew. Then they came for the communist and I did not speak out - because I was not a communist. Then they came for the trade unionists and I did not speak out - because I was not a trade unionists. Then they came for me - and there was no one left to speak out for me." -Pastor Niemoeler 
 
La dignidad de una nación se mide por el tratamiento que da a los individuos que se encuentran en sus márgenes. No puedo entender cómo es posible que los legisladores de Arizona puedan promulgar una ley, que tiene todas las marcas de inconstitucional. La policía no tiene ningún derecho a cuestionar el estado legal de un individuo. Mucho menos a  usar raza o etnia como posible razón para cuestionar su estatus legal.

La justificación que dieron los legisladores para tan aberrante medida es que el gobierno federal no está haciendo nada para ayudarlos con el problema de la inmigración indocumentada -y en eso tienen razón; sin embargo, por qué no implementar un sistema amparado por la ley que regule la inmigración en vez de criminalizarla. ¿A caso no se trata de resolver un problema? ¿Por qué recurrir una medida que no resuelve nada, excepto denigrar y marginar aún más a los más vulnerables de la sociedad?

El aplicar la nueva ley tendrá un impacto humano incalculable, viola la constitución de los Estados Unidas, afectará negativamente la economía local, y resultará en un mayor desperdicio de los impuestos de los ciudadanos en procesos "legales." Y al final, todo seguirá igual, la inmigración indocumentada seguirá siendo el mismo problema de siempre, excepto que ahora el gobierno de Arizona le ha dado las herramientas necesarias a la policía para detener y cuestionar a quienes sospechen son instrumentados, basándose, entre otras cosas, en su apariencia física.

Espero que el Tribunal Supremo de la nación decrete esa ley inconstitucional. Sin embargo, no me hago ilusiones ya que he perdido confianza la corte de Roberts,  después de una serie de decisiones bastantes cuestionables. La más notaria de las metidas de pata de la corte de Roberts ha sido, recientemente, equiparar las corporaciones a los seres humanos al concluir que ambos tenían el mismo derecho de expresión, y por lo tanto, las corporaciones podía contribuir sin límites a las campañas políticas. ¿Qué se puede esperar de una corte capaz de llegar a tan disparatada conclusión?

viernes, 23 de abril de 2010

El sabor agridulce de la soledad

He logrado prácticamente todo lo que me he propuesto. Tengo buenos amigos, una familia a la que adoro, y sin embargo, a veces me siento sola e incomprendida. Siempre he querido a alguien con quien compartir mi vida que entienda mi mundo y yo el suyo, alguien con quien mirar en la misma dirección. Por ello, he resistido la idea de vivir sola en compañía, es más ya lo hice una vez, y decidí que no quería vivir así. Eso no es vida.

Presencia física no equivale a compañía. No quiero tener a alguien a mí lado por llenar un requisito social o cultural, o simplemente por no estar sola -como es el caso de muchas personas que conozco -a quienes no juzgo pero con quienes estoy en total descuerdo. ¡No! Quiero a alguien que esté presente, que esté conmigo, alguien a quien yo pueda  reciprocarle esa sensación de complicidad y compañía.

Es tan simple lo que quiero: alguien con quien compartir mi vida. Alguien que no se alarme de mi forma de pensar, sino que, por lo menos, la entienda y la respete. Por lo general siempre me encuentro en una minoría -lo que me hace rara, lo sé. Por ejemplo, comparto muy pocos intereses y puntos de vista con  mis hermanos y muchísimos menos con mis padres.

Mi familia es una típica familia hispana católica, y yo no soy religiosa para nada -por ponerlo de forma simple. Además, no soy la típica  ama de casa,  prefiero la facultad a la cocina -y eso no fue lo que me enseno mi madre, lol. En ocasiones he dicho que tal vez, no quiera tener hijos, lo que ha dejado a más de uno en  estado de shock, pues nadie, antes de mi, había hecho tremendo planteamiento. Muchos de mis pensamientos no son aptos para la mesa,  o más de uno de ellos sufriría una indigestión.

Es obvio que no he aprendido a ser cómo soy de nadie en la familia; ha sido una elección personal de hacer lo que me gusta,  lo que me llena y lo que yo creo es lo correcto. Mí familia no parece entender lo mucho que luchado, y lo difícil que ha sido lograr lo que he logrado, por mi cuenta, en esta ciudad tan  hostil, a veces. La semana pasada tomé el examen de latín y nadie ni siquiera se preocupó de preguntarme cómo me fue. Hoy he recibido los resultados del examen, y sin embargo, y tampoco recibiré una sola llamada de ninguno de ellos.

Yo siempre fui la niña estudiosa, la hija que no le ha dado nunca problemas a mis padres, la que siempre se las arregla por sí misma, la que trabaja desde los diecisiete años. Se han acostumbrado a que yo puedo sola, y tienen razón siempre he podido sola, pero no se imaginan cuánto me gustaría compartir mis logros con ellos, y que verdaderamente entendieran lo que significan para mí. Por fortuna, tengo a mis amigos con quienes celebrarlos. En momentos como estos, es cuando verdaderamente extraño el apoyo de un compañero de camino que me entienda y acompañe.