miércoles, 8 de octubre de 2008

Círculo perfecto

El 19 de septiembre de 1999 la vida me dio la oportunidad de marchar en una nueva dirección; pero, aunque el mensaje fue claro, yo no pude interpretarlo, mucho menos pude entender las repercusiones de mi pasividad ante la situación.

Es curioso que sería otro septiembre el que me pondría de nuevo ante la situación, y esta vez sin la opción de poder alterar el desenlace de los hechos.

Hoy mirando desde un distante presente, me doy cuenta de que mi interpretación de los hechos fue totalmente errónea. Es cierto que no disponía de las herramientas que hoy dispongo para haber actuado de manera diferente, o tal vez, si las tenía, pero me perdí en las nieblas del momento.

No suelo arrepentirme de mis decisiones, sin embargo, siempre tendré la curiosidad de saber qué hubiera pasado si hubiera actuado de otra manera... Ah, y, sí, sé que el hubiera no existe, pero igual me lo pregunto.

13 comentarios:

  1. ¿Qué pasó el 19 de septiembre? Estás algo misteriosa.

    ResponderEliminar
  2. hmm, well now i'm thinking of carlos vives - 19 de noviembre...

    ResponderEliminar
  3. Aah! lo importante es que entiendes que no tenías las herramientas y la experiencia que te da el punto de vista de ahora, por lo general actuamos de la mejor manera podemos, no puedes juzgarte desde el lugar donde hoy estás parada. pero es cierto jeje, a veces siempre queda la curiosidad ^_^

    ResponderEliminar
  4. Que actué como una niña tonta, y no me di cuenta de que lo que tenía que hacer era levantar campamento. Me llevó nueve años darme cuenta de que esa acción pudo haber cambiado mi vida, y hoy tanto tiempo después no puedo evitar lamentarme de no haber tomado el toro por los cuernos.

    Adkenc, ¿Cuánto tiempo? Gusto de saludarte. No entendí lo de Carlos Vive, lo siento.

    Sandy, lo sé. Cuando tomamos una decisión nunca sabemos como la veremos desde el futuro, y en este caso me equivoqué de plano, y me negué la oportunidad de comenzar de nuevo. :(. Hoy tantos años después sé que fue el momento crucial en determinar lo que sería mi vida por muchos años.

    Abrazos a los tres :).

    ResponderEliminar
  5. "What if..." que cuerda nos da esa frase!
    Abrazos desde mi esfera.

    ResponderEliminar
  6. Un abrazote para ti también querido amigo.

    ResponderEliminar
  7. Querida Sonia,

    Esa una de la de las cosas que no podemos evitar preguntarnos: Qué habría pasado si...

    Lamentablemente no podemos cambiar el pasado. No creo eso de que "las cosas pasan por algo". No creo que en la vida los hechos tengan una "finalidad" como tal, las cosas pasan porque de alguna manera tenían que pasar, porque ante una infinidad de rutas escogemos una, a veces al azar, a veces después de meditarlo mucho, a veces con inteligencia, a veces tontamente...

    El asunto es que lo que nos queda es aprender de lo sucedido en el pasado o presente para en el futuro hacer las cosas distintas.

    Me identifico muchísimo con tu entrada porque, sin saber bien cuál fue el misterioso hecho, en mi vida yo también debí haber levantado campamento a tiempo en un par de ocasiones. :)

    Cuidate mucho. Tu blog sigue igual de bueno, con una calidad inmejorable. Siempre te leo.

    Abrazos,

    Ro

    ResponderEliminar
  8. Ciertamente que la interrogante es válida. La información de la que disponemos hoy nos permite identificar supuestos errores que pudimos no haber cometido en el pasado.
    Igual descubrimos caminos que se bifurcaron y que sin estar uno plenamente consciente hemos elegido de entre ellos el destino en el que nos encontramos.
    Sin embargo es posible cuestionarse a la reversa. ¿Quién con la información que en ese entonces teníamos nos garantiza que aquel otro camino era mejor que el actual? O, a la inversa, habiendo escogido el otro camino y sin una retroalimentación válida de estos mundos paralelos, no nos hubiera quedado la duda de cómo nos hubiera ido en ese camino que hoy a ciencia cierta sabemos que no era el más indicado pero que al escoger el otro nunca se nos hubiera revelado?
    Prefiero ver las cosas de manera más positiva. Gardel dice que 20 años no son nada y a ti sólo te tomó 9 darte cuenta de que algo no funcionaba.
    Y ciertamente hay gente que se toma más o menos ese tiempo en esos menesteres. Hacer todo lo posible para que algo funcione no es un tiempo perdido. Cuando se cree que algo vale la pena (hasta prueba de lo contrario) debe intentarse todo no una sino mil veces si fuese necesario.

    ResponderEliminar
  9. Querida Ro,
    Tienes toda la razón, las cosas pasan porque elegimos un camino en vez de otro; y eso era precisamente lo que quería subrayar en este post. Creo que aprendí la lección hace algunos años, pero no fue hasta hace muy poco que entendí que la acción que dejé de tomar ese 19 de septiembre hubiera llevado mi vida por otro rumbo -aunque claro está, eso no significa que hubiera sido mejor, solamente distinto.

    Gracias por tus lindas palabras. Me da gusto que te agrade lo que escribo, porque uno siempre escribe para alquien, aunque no sepa quién es el destinario que recibirá el mensaje tal cual uno lo quiere enviar. Te agradezco tus elogios. Un cordial abrazo querida Ro, ah y yo también te leo.

    Fer,
    Como le acabo de escribir a Ro no es que crea que esos años de mi vida no valieron la pena porque eso sería decir que todo lo que viví fue inutil; lo quise decir es que ese camino no tuvo que haber sido el unico, que habian otras opciones y yo elegí esa aunque hubo evidencias para que yo actuara distinto.
    "Y ciertamente hay gente que se toma más o menos ese tiempo en esos menesteres. Hacer todo lo posible para que algo funcione no es un tiempo perdido. Cuando se cree que algo vale la pena (hasta prueba de lo contrario) debe intentarse todo no una sino mil veces si fuese necesario." Estoy de acuerdo pero ese no era el argumento que yo queria subrayar sino que hace poco tuve una epifanía que llevó a comprender que ese día pudo haber marcado un nuevo camino para mí pero yo no entendí "el mensaje."

    Abrazos Fer,
    Sonia

    ResponderEliminar
  10. Muy reflexiva, juguetona y a la vez triste y dura la situación que examinas.
    Ahora que estás al parecer frente a otra encrucijada este tipo de evaluaciones van a ser centrales para que escojas de manera más acertada.

    Yo también me arrepiento de ciertos momentos del pasado, sobre todo de inacción. Creo que es inevitable. La vida se compone de momentos fabulosos y también de sinsabores irremdiambles.

    ResponderEliminar
  11. Sonia, con más detalles, yo iba a decir algo parecido a lo que dijo Rosa, así que no me explayaré. Somos la suma (y resta) de todos esos momentos. Si otra cosa hubiera sido no fuéramos quien somos, pero tampoco sabemos quiénes seríamos. ¿Tiene eso sentido? Quiero decir que una acción hubiera desencadenado otras que tal vez no fueran el cuadro posítivo que nos pintamos cuando queremos pensar en lo que pudo ser. Creo que eso está más enredado, pero es el punto es que la única realidad válida es esta.

    ResponderEliminar
  12. No quiero llover sobre mojado, así que te dejo una frase que leí en una entrevista.

    “Me encanta vivir porque la vida nunca te castiga, sólo te prepara”. Actriz española Martha Belenguer.

    Abrazos

    ResponderEliminar