martes, 27 de marzo de 2007

¡Buen viaje amiga del alma!

"El viaje definitivo" por Juan Ramón Jiménez

Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros cantando;
y se quedará mi huerto con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

Todas las tardes el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.

Se morirán aquellos que me amaron;
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y en el rincón de aquel mi huerto florido y encalado,
mi esíiritu errará, nostálgico.

Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido...
Y se quedarán los pájaros cantando.

17 comentarios:

  1. Como ya te dije, aveces el adios de un ser querido es doloroso pero es una etapa de la ley de la vida.

    te acompaño en tu dolor ya lo sabes!

    ResponderEliminar
  2. mis condolencias por la perdida de tu amiga , como te dije anteriomente recuerdala como lo que realmente fue, una excelente amiga y persona y no en lo que la enfermedad la convirtio, espero que te recupere, abrazos y apoyo para ti!!

    ResponderEliminar
  3. Lamento lo de tu amiga, aveces es dificil aceptar la partida de un ser querido...Te acompaño en tu Dolor

    ResponderEliminar
  4. Juan Ramón Jiménez, siempre Juan Ramón.

    Un besote, Sonia. ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  5. Recibe con estos signos garrapateados sobre la pantalla un abrazo muy cálido y solidario.

    ResponderEliminar
  6. Entiendo tu dolor, pues tbn recientemente perdi a un ser querido.

    ResponderEliminar
  7. Como no podia ser menos de ti, elegiste la poesia adecuada para un ultimo adios, estoy contigo en estos momentos de dolor.
    Sabes que se te quiere, besos amiga.
    Naty.

    ResponderEliminar
  8. Las buenas personas como ella no caben en la muerte, siempre vivirá entre los que tuvimos la dicha de conocerle.

    Que descanse en paz y solo piensa en los buenos ratos pasados, estoy seguro que es la memoria que ella también quiso conservar.

    Take care.

    ResponderEliminar
  9. Que en paz descanse.

    Hoy, me sostiene pensar con Hannah Arendt, que "aunque los hombres mueren, en realidad, no nacieron para morir, sino para comenzar".

    Abrazos.

    Sergio.

    P.D. Y sí, ya estoy de regreso. Por acá estamos.

    ResponderEliminar
  10. Lo siento mucho. En serio, si de alguna forma se puede mandar un abrazo a través de la red, recibe uno de este amigo bloggero.

    ResponderEliminar
  11. Mujer espero que Dios te de la fortaleza que tanto necesitas este momento de dolor. Yo tambien perdi un amigo muy cercano y se exactamente la impotencia que se siente en momentos como estos. Fuerza amiga, y recuerda que solo la distancia nos separa. yo estoy y siempre estare aqui para ti. Te quiero mucho, Besos!

    Griselda

    ResponderEliminar
  12. Realmente lo lamento, imagino como te has de sentir,es irónico como mueren tantas personas de buen corazón cuando hay tanta gente con mucha maldad que continua viva...

    ResponderEliminar
  13. no sé que decirte... en estos casos las palabras no curan las heridas,
    cuidate mucho y abrazos en la distancia

    ResponderEliminar