miércoles, 24 de mayo de 2006

Sombra

En tus tentáculos rojizos y rígidos, se deshacen los senderos de la libertad. Amenazas con tu paso eclipsar el sol; Sigilosa te deslizas, avanzas tiñendo de un fiero rojo el ambiente, rezagando el calmo azul de un claro día de verano... Maldita sombra que te ciernes sobre los sonámbulos, para atraparlos en tu macabra y tupida red. ¿Por qué manipulas los miedos de los miopes? ¿No ves que sus mentes son estériles?

Te declaro la guerra desde el bullicio cansado de mis días
; no te permitiré que oscurecezcas el horizonte y las estrellas de la libertad; No olvides que en las tinieblas se alberga la más resplandeciente luz; mis palabras serán fuego, y armadas con ellas me enfrento a ti, sin farsas ni patrañas; te advierto que en medio de tu débil calma, yo seré un temible huracán... Abomino tu demagogia e hipocresía, por ser instrumentos de tu maquiavélica telaraña. No me asustas, sombra maldita. !Qué viva la libertad!



9 comentarios:

  1. Como la declaración de un gladiador: "Te declaro la guerra desde el bullicio cansado de mis días". Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Conseguir un instrumento o motivo para tratar de ver la luz aunque sea de noche;quieres la libertad como insignia a seguir,pues sera la llama que nos guie por la sombras que de repente se nos cruzan en nuestro sendero que la mayoria de veces carecn de luz,saludos sonia!!

    ResponderEliminar
  3. la sombra de la innorancia, la sombra del temor, la sombra de la mediocridad.
    no se si lo has hecho con ese proposito, pero yo lo ligo al debate actual de ver o no ver, de censurar o no, ciertas obras cinematrograficas, o novelas.
    guerra a las sombras, te acompaño.

    ResponderEliminar
  4. Una gran sombra hambrienta de poder. Un imperio queriendo moldear la historia del mundo. Tu eres una tolete en esto. Good Stuff.

    ResponderEliminar
  5. Ay esas sombras, que nos apresan, que no nos dejan ver claramente los caminos!

    Ciao!
    Saluditos!

    ResponderEliminar
  6. Yo uso lentes. En ocaciones me gusta jugar con los ojos y ver menos, o sea, me despojo de los lentes y miro a campo traviesa la ciudad, el mar, las montañas, las personas, las expresiones y no importa si es de noche, aún veo lo que mis ojos buenos no ven. Me consideras estéril?

    ResponderEliminar