martes, 4 de abril de 2006

Ständchen

No sé por qué me habló tan claro esa pieza musical cuyo lenguaje no entiendo. La voz del cantante se filtraba por los invisibles agujeros de mi alma, la cual brillaba a la luz de las notas … No recuerdo jamás haber vivido nada igual con tan sólo escuchar una canción. Fue como aquella noche que encontré el amor en el alma de un ser inalcanzable. Todo fue tan breve pero tan verdadero, al igual que ahora.... En aquel entonces el fuego se apagó en los labios humedos de aquel ser de otro mundo que me elevó hasta su galaxia para mostrarme el prohibido nectar del amor. Su licor sólo aumentarían las llamas, y su recuerdo sería el viento que avivaría el fuego de esa gran pasión…. Al escuchar esa melodía inexplicablemente sentí una sensación similar. Nos entendímos perfectamente aunque no domino el idioma. Mi alma se desbordaba, vagaba por laberintos desconocidos. La comunicación fue silenciosa e impetuosa. Los tonos de su voz traspasaban mi alma, y ésta inevitablemente sucumbió, se derramó por mi rostro, en busca de la gravedad. No comprendía la emoción que me embargaba -sólo el lenguaje mudo de las emociones, el universo y sus misterios podia explicarlo, a mí me fue imposible… La emoción se mantuvo conmigo mientras hice prisionero mi llanto… Las palabras se convulsionaban en mi interior, se precipitaban sobre mí más rápido de lo que yo las podía escribir… Sin embargo, debía dejarlas entrar al mundo de lo físico y lo material, donde ellas pudieran trascender. La necesidad de vertir todo lo que sentía sobre este papel pululado de nombres, piezas musicales y símbolos me obligó a obedecer al llamado… A gritos me exigía: déjame ser, déjame existir, permíteme nacer, y llegar a ser lo que quieras que yo sea. Quizás una hoja más desperdigada en tu desordenada manera; tal vez no, quizás la fuerza que ahora te aplasta, te ahogue tanto que me dejes existir, sin suprimir nada de lo que ahora estás sintiendo….


27 de diciembre de 2003

Standchen

8 comentarios:

  1. Cuando escuchas la musica no importa el idioma q es interpretada,te daras cuenta que es el idioma universal de los humanos,donde con notas nos unimos perfectamente como almas que se conocen toda la vida sin dirigirse directamente una a la otra,brindemos por la embriagada del alma de mi amigo schubert,y deberia darnos un impromtus de postre,saludos sonia!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta cuando otras personas viven life-changing experiences con la música.
    A veces me siento solo en ese sentido, porque creo que soy el unico en el mundo que unas notas musicales pueden tanto deprimir, como hacerme feliz!
    Las letras no son significativas. El sonido lo es todo.
    La música es lo más sublime que existe en este planeta, es amor, es tristeza, es alegria, es todo.
    El poder plasmar nuestra alma en sonidos es el don más maravilloso que se le ha otorgado a la raza humana, más que el idioma, más que el tacto.
    Nuestros sentidos nos limitan, excepto el auditivo, que creo honestamente está conectado directamente con nuestro espiritu.
    Para mí la música es mi religión, y me encanta saber que cada día aparecen más devotos a mi fé, que me acompañen a orarle a ese conjunto de sentimientos inexplicables que se apoderan de uno al simplemente escuchar.
    Muy buen post!

    ResponderEliminar
  3. Me encanto este post ya que la musica para mi es sumamente importante....Me transmite muchisimas cosas, alegria, tristesa, me engranojo al escucharla....
    Como dijo Javierito muchas veces las letras no son significantes porque el sonido nos transporta a otro mundo....Soo many unexplainable feelings!!!

    ResponderEliminar
  4. Hermosa manera de plasmar el proceso creativo. Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. "mientras hice prisionero mi llanto"
    Bella línea, aunque a veces encerrarlo nos puede enfermar.

    Interesante saber que hables, un poco de ese idioma de mercedez.

    Me sentí medio extraterrestre al leer este post!

    Cuídate!

    ResponderEliminar
  6. La musica, ese lenguaje sublime y universal que nos hace vibrar y nos aconpana en la soledad, no hay fronteras ni idioma que no quiebre, es hermosa esa experiencia que describes.

    ResponderEliminar
  7. Atabex,

    Que apasionada para escribir y describir sentimientos como si fueran sensaciones...

    Me gusta mucho como escribes, que lindo siempre visitarte

    Un beso

    PETRA

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos por sus comentarios. Esta fue una experiencia increible. Soy una mujer muy sensible a todo lo que es arte, sin embargo ésta me sacudió por completo. Me encontraba en un concierto de música clásica y con esta melodía me provocó una avalancha de emociones, hasta me brotaron lágrimas, y tuve que hacer lo que mejor se hacer para desahogarme: escribir. Use el programa del evento porque era lo único que tenía a mi disposición. Las palabras volaban, fue como si alguien me dictara lo que debia escribir. Fue increible. Esto me paso en diciembre 3 de 2003 y todavia puedo recrear el momento como si hubiese sido ayer.

    Estoy de acuerdo con todos, la música es un idioma que el mundo entereo puede entender sin necesidad de palabras. Une a los sublimiza.... Por la música somos capaces de expresar emociones que van mús allá de nuestra humanidad. No es coincidencia que todos nos estremezcamos antes las composiciones de Mozart por ejemplo.

    ResponderEliminar